Les infusions de Prada, una fragancia para cada estado de ánimo

En 2007, hace ya más de 8 años, Prada se lanzó al mundo de las fragancias con Infusion d’Iris, una colección de fragancias inspirada en el tradicional infusionado de ingredientes, dejando a cada uno de los ingredientes macerar en alcohol durante 6 meses para que el aroma se impregne perfectamente en el alcohol, En 2009 lanzó un nuevo aroma, Fleur d’Oranger, y en 2010 infusión de Vetiver pues bien, este año vuelve a la carga con nuevos aromas infusionados de manera tradicional con una colección de lo más icónica. 6 aromas de los de toda la vida, algunos clásicos y otras nuevas incorporaciones: Iris Cèdre, Amande y Oeillet.

Se trata de una colección que es tanto para mujeres como para hombres, no hacemos distinciones, y para cada persona hay una fragancia específica.

¡Vamos a conocerlas!

  • Iris, es el color verde, una fragancia fresca y ligera, a mi me recuerda a la ropa limpia recién planchada. Entre sus ingredientes encontramos iris, mandarina, neroli, madera de cedro, vetiver, gálbano, incienso y benjuí.
  • Iris Cèdre, es el color gris. Una verdadera interpretación del lirio junto al neroli que le da un toque más dulzón junto a la madera de cedro, el vetiver, el incienso y el benjuí.
  • Fleur d’Oranger, es el perfume naranja, que huele a azahar y a nerolí junto a jazmín y al nardo. Para terminar con un toque de mandarina, uno de lo más afrutados.
  • Amande es el color azul, la almendra pura infusionada con agua de bergamota y anís estrellado, un toque dulce del haba tonka matiza ese amargo de la almendra amarga.
  • Oeillet, es la rosa, una fragancia especiada en clavel, sándalo, mandarina, y styrax que le da un toque sensual y fresco.
  • Vétiver, es el verde oscuro, una fragancia que evoca un suave aroma hierba junto al jengibre, nerolí, bergamota y la lima.

Por dentro son todo un descubrimiento, pero por fuera también. Siguen la línea clásica de Prada con su escudo, diseñado en 1913, pero para darle un toque más moderno, la base de cada frasco viene con una película de color, que hace que el cristal se tiña de un color diferente para cada una de las fragancias.

Como ves, para gustos los colores, ahora solo tienes que decidir cuál te gusta más, yo de momento me quedo con Fleur d’Oranger que me encanta. Ya están a la venta cada una de ellas por 104,50 euros en formato de 100 ml.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *