¿Leche limpiadora o agua micelar?

Limpieza facial

Seguro que más de una vez te has hecho esta pregunta: ¿Leche limpiadora o agua micelar? ¿Limpian igual? ¿Sirven para lo mismo? Pues hoy en Bezzia te vamos a resumir las principales diferencias entre una y otra y cuál debes utilizar en qué momentos. ¡Vamos a ello!

Te diremos que la principal diferencia, a pesar de lo que dicen los anuncios sobre las aguas micelares, es que no desmaquillan. Sin embargo las leches o geles limpiadores, sí lo hacen. Las personas que se maquillan a diario y que necesitan desmaquillar y limpiar su rostro cada noche, no deben hacerlo únicamente con un agua micelar, puesto que este producto no desmaquilla totalmente, sino que quita la grasa propia de la piel y el resto de suciedad que vamos acumulando en ella conforme va pasando el día. Previamente al agua micelar, deben usar un buen gel limpiador o una leche limpiadora que sí lleve a cabo esta función.

Un buen momento para usar el agua micelar es por las mañanas. ¿Por qué? Porque el rostro está desmaquillado totalmente de la noche anterior y sólo necesitamos limpiar la posible suciedad acumulada de la noche y los restos de hidratante o nutritiva que nos aplicamos horas antes.

Pero ahora que ya sabes cuál es la principal diferencia entre una y otra, te vamos a resumir brevemente las principales características de cada una.

¿Qué nos aporta el agua micelar?

  1. No es nada corrosivo para la piel y puede usarse tanto en la piel de la cara y cuello como en los ojos.
  2. Hasta las pieles más sensibles la toleran. De hecho, muchas personas que tienen este tipo de piel, únicamente pueden usar agua micelar para limpiarse el rostro.
  3. Equilibra el Ph de la piel e hidrata la zona.
  4. Limpia en profundidad y deja una sensación muy fresca y suave en el rostro.

Leche o geles limpiadores

Tónico y leche limpiadora Garnier

  • Si tienes la piel seca es más recomendable que uses una leche limpiadora. Es menos dañina para la piel, al ser una leche hidrata y no reseca tanto como un gel, y la puedes usar con ayuda de un disco desmaquillante o esponja limpiadora.
  • Si tienes la piel grasa o mixta, te recomendamos la utilización de un gel espumoso para el paso de la limpieza. Estos geles ayudan a equilibrar el exceso de grasa en la piel, dejándola suave, limpia y sin restos de suciedad. Al igual que con la leche limpiadora, puedes ayudarte de una esponja para su uso. También son buenos los cepillos faciales para uso diario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *