Cómo lavar el pelo en seco

Aunque sabemos que no es algo a lo que recurramos cada día, no está mal saber que también existe la posibilidad de lavar el pelo en seco. Nuestro cuero cabelludo va formando sebo o grasa. Ésta es una especie de protección para nuestra piel. Claro que siempre, dentro de unos límites.

Porque cuando se produce mucho sebo, entonces el cabello tiende a verse muy grasiento y sucio, en general. Sin pensarlo, lo mejor es darnos un buen lavado y adiós a todos los problemas. Aunque hoy también existen nuevas técnicas para lavar el pelo seco y te las vamos a contar. ¡A ver qué te parecen!.

Cómo lavar el pelo en seco

En primer lugar tienes que conocer las diferentes opciones que tienes para lavar el pelo en seco. Sin duda, cada vez son más y nos dejarán unos resultados estupendos. Conseguirán eliminar la grasa del cabello y que éste luzca perfecto, pero sin pasar por agua. Desde el champú en seco hasta los mejores remedios caseros quienes siempre son los que nos pueden sacar de los grandes apuros. ¿Por cuáles de todos ellos te vas a decidir?.

Champú en seco

Sin duda, uno de los mejores aliados que ya tenemos en el mercado, son los champús en seco. Para ello, tendrás que aplicar el producto en spray, separando el cabello por mechones. Lo más indicado es hacerlo por todo el pelo, pero si tienes las raíces muy grasas, entonces nada como dedicarnos un poco a ellas. Lo dejas que actúe pero tan solo unos 3 minutos y luego, podrás peinarte como desees. ¡Así de sencillo!. Eso sí, recuerda que debes dejar que el producto se absorba, para seguir aplicándolo. Si lo haces muy rápido, puede que el cabello se vea como más acartonado. Podrás encontrar champú en seco dentro de las grandes firmas como Schwarzkopf o Fructis entre otras.

Truco con harina

Si no tienes un champú en seco y necesitas un remedio urgente, entonces recurrimos a los trucos caseros. Por un lado vas a necesitar harina de arroz o bien, harina de maíz más conocida como maicena. Con una gran brocha, la vamos aplicando por la zona de las raíces y cuero cabelludo. También vamos a esperar unos minutos para que la harina actúe un poco y retiramos al peinar bien el cabello. Solamente hay que fijarse bien para que no nos queden zonas en color blanco. ¡Verás cómo el exceso de grasa nos ha dicho adiós!.

Polvos de talco

De toda la vida, los polvos de talco nos han dejado la piel mucho más suave y como no, con un perfume riquísimo. Si todavía tienes por casa pero apenas los usas, apunta este consejo. Ahora puedes sacarle un nuevo uso y es para nuestro cabello. En este caso, vamos a rociar por toda la zona de raíces y cabello en general. No importa si echamos de más. Luego, peinamos desde la parte superior del pelo hasta las puntas. De manera que hayamos eliminado todo rastro. Verás cómo te deja el pelo más suave, limpio y con olor agradable.

Sin duda, hay que decir que estos remedios son perfectos para ese día de prisa. Cuando nos levantamos tarde o salimos de una reunión y tenemos otra cita. Pero no es aconsejable que se abuse de ellos, porque el cabello también necesita de su agua y de su champú, así como de su rutina. Es por ello que hablamos de soluciones un tanto esporádicas y que funcionan a la perfección, pero solamente se quedan para esos momentos en los que no hay alternativas.


Categorías

Peinados

Desde pequeña tenía claro que lo mío era ser profesora. De ahí que me haya licenciado en Filología Inglesa. Algo que se puede combinar a la perfección con mi pasión por la moda, la belleza o la actualidad. Si a todo esto le añadimos un poco de música rock, ya tenemos el menú completo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.