Lavar la cara con miel, ¡una excelente idea!

miel

Igual la miel te gusta para comerla y nunca antes hayas pensado que puede ser una excelente opción para poder lavar tu cara, ¡pues nada de eso! La miel cruda (o no pasteurizada) puede funcionar de forma excelente como una alternativa suave y natural para limpiar tu rostro y que así no tengas que volver a comprar nunca más un limpiador que además de caro contiene productos químicos que a la larga pueden perjudicar la piel de tu rostro.

Beneficios de la miel para tu piel

La miel proporciona muchos beneficios para tu piel que no puedes pasar por alto porque irán muy bien para que puedas conseguir una piel suave, limpia, fresca y muy tersa. Pero además de todo, la miel también te ayudará a:

  • La miel limpia la suciedad de tu piel y la libera de impurezas sin eliminar los aceites protectores de tu piel. Otros limpiadores artificiales te despojarán de tus aceites naturales e incluso podrían hacer que produjeras aceite en exceso.
  • Es una antibacteriano natural lo que te ayudará a no tener acné.
  • Sirve para todo tipo de pieles.
  • Equilibra la piel grasa e hidrata la piel seca.

miel belleza

Cómo utilizar la miel en tus rutinas de belleza

La miel al tener propiedades anti bacterianas entre otras propiedades, es muy beneficiosa para tu piel. Si quieres tener una piel y un rostro increíble entonces tendrás que valorar el usar la miel para tus rutinas de belleza diarias. Puedes lavar tu cara con miel sobre todo si eres propensa a tener acné o si quieres tener el pH de la piel más equilibrado. Reducir los aceites y la grasa de la piel así como las bacterias que causan los granos es esencial para tener una piel radiante, ¡y la miel lo puede hacer por ti!

Para conseguirlo tendrás que mojar tu cara con agua tibia (ni fría ni caliente) y poner un poco de miel en la palma de tu mano (como si fuese una cucharadita, no es necesario aplicar demasiada miel). Después frota tus manos para que queden bien impregnadas de miel.

A continuación tendrás que hacerte un masaje en la piel de la cara haciendo movimientos circulares. Exactamente igual que harías con otro producto para tratar el rostro o para destensar la cara.

miel para belleza

Si quieres conseguir una limpieza profunda tendrás que dejar actuar la miel sin aclarar durante 10 minutos, pero si quieres que sea una limpieza normal entonces tendrás que lavar con agua tibia sin esperar y secar con una toalla suave. Si prefieres esperar, después de los 10 minutos tendrás que lavar con agua tibia y secar con una toalla. Cuando seques tu rostro es mejor hacerlo con pequeños toques y nada de frotar.

¿Alguna vez te has lavado el rostro con miel? ¿Qué resultados tuviste? Es importante que nos acostumbremos a saber que la naturaleza es sabia y que si queremos nos puede proporcionar lo que necesitamos en todos los aspectos de nuestra vida, también en la belleza. ¡Los productos químicos no tienen que ser siempre nuestras mejores opciones!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *