Las ventajas de volver a la rutina

Vuelta a la rutina

Septiembre es sinónimo de vuelta al trabajo para unos y  de vuelta al cole para otros. Sea como sea es un mes en el que la mayoría de nosotros retomamos las costumbres y los horarios que el verano nos ha hecho olvidar. Y aunque nos puede costar reconocerlo, volver a la rutina tiene sus ventajas.

Volver al trabajo después del verano es algo que la mayoría afrontamos con pereza. Algunos incluso con estrés o frustración si las condiciones en su trabajo no son buenas. Sin embargo, a excepción de estos últimos casos, las ventajas de volver a la rutina son importantes. Y es que desconectar, descansar y olvidar nuestros horarios es una necesidad pero únicamente beneficioso por su carácter temporal.

¿Habéis pasado parados durante un largo periodo de tiempo? Es probable que en esos periodos hayáis comprobado la necesidad de establecer pequeñas rutinas y horarios para evitar sufrir de ansiedad y estrés. Las ventajas de volver a la rutina están ahí tras un periodo vacaciones y tienen que ver con el…

Orden

Las vacaciones están reñidas con el orden. Son semanas en las que aprovechamos para desconectar, para descansar, para socializar…. y lo conseguimos viajando a diferentes lugares, levantándonos mas tarde de lo habitual, comiendo a deshora, durmiendo largas siestas y/o trasnochando.

 

Planificador semanal para volver a la rutina

No estamos diciendo que este mal hacerlo; alterar nuestras pautas de comida y sueño durante una semana o quince días puede ser beneficioso. Sin embargo, cuando se alargan por mas tiempo, de la sensación de libertada pasamos a una de descontrol. Se aprecia especialmente en los niños y en las personas muy mayores que tienen a volverse irritables.

La temporalidad es la que hace que ese descontrol no e convierta en algo perjudicial para nosotros. Porque está demostrado que vivir de forma ordenada: respetar las horas de sueño, los horarios de las comidas, alimentarse de forma saludable, tener ciertas obligaciones y tiempo para el disfrute, es siempre beneficioso.

Espacio para uno mismo

Durante el mes de septiembre se producen el 30% de los divorcios que se registran al año en España. Estamos cansadas de leer año tras año esta noticia en los medios y aun así nos sorprendemos. Lo hacemos a pesar de que no nos resulta ajeno ni difícil entender por qué ocurre así. Y es que las vacaciones modifican la forma habitual de relacionamos.

Tiempo para una misma

Durante las vacaciones convivimos mas horas con la pareja, los hijos, la familia o los amigos. La vida social se intensifica y tendemos a estar todo el tiempo rodeados de gente, desvaneciéndose ese espacio para uno mismo que tan necesario resulta.  La vuelta a la rutina supone recuperarlo y diversificar nuestras relaciones, algo que siempre resulta beneficioso.

Bienestar físico y emocional

Teniendo en cuenta los beneficios que ya hemos citado, no resulta extraño que entre las ventajas de la vuelta a la rutina se encuentre nuestro bienestar físico y emocional. Llevar una vida ordenada contribuye a ambos. Comemos a horas apropiadas, comemos de forma saludable y en muchos casos, recuperamos las rutinas de ejercicio, lo que invita a una mejora física. Y esta mejora física va inevitablemente ligada a una emocional.

rutinas de comida y sueño

La rutina nos provoca, además, sensación de control. Nos sentimos mas seguros y tranquilos cuando sabemos qué vamos a hacer y que esperar de día. ¿No os ocurre, además, que con la rutina parece, cundiros mas los días? Sensaciones que que contribuyen, como el recuperar nuestro espacio, a nuestro bienestar emocional.

Volver a la rutina resulta beneficioso aunque cuesta créelo recién llegados de las vacaciones, ¿verdad? Los psicólogos recomiendan siempre no apurar nuestros días de vacaciones y regresar a casa unos días antes de enfrentarnos a la rutina. Así tendremos unos días para ir recuperando las rutinas diarias, acostumbrando tanto a nuestro cuerpo como a nuestra mente a ellas. ¿O piensas que estos no necesitan entrenamiento? Frustración, desasosiego y ansiedad pueden ser síntomas de un golpe brusco con la nueva o vieja (según como se mire) realidad.

 


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.