Las ventajas de que tu pareja se quede al cuidado de los niños

Si tienes a tu pareja que ha renunciado a su vida laboral por el cuidado de los niños y de la casa, debes sentirte afortunado/a… no todos tienen la valentía suficiente para hacer eso, ni la generosidad de sacrificarse por el bien de los demás. Cuando una persona se queda en casa puede tener este pensamiento aunque no te des cuenta:  “Quiero tu vida”. “Quiero despedirme de los niños, irme al trabajo y volver a casa nueve horas más tarde sin preocuparme por nada más, como tú”.

Cuidar de los niños, de la casa, de las comidas, de la compra… no es nada fácil. Volver al trabajo es buena idea pero es mucho más fácil si alguien se queda en casa al cuidado de los niños y del hogar. ¿Quieres saber algunas de las ventajas que tiene que tu pareja se queda en casa por ti, por tus hijos y por el bien familiar? Si no lo habías pensado antes, ya va siendo hora de que abras los ojos…

No te tienes que preocupar por la comida  si llegas tarde

No tienes que estar pensando en qué cocinar, ni qué debes cenar, ni tampoco en hacerlo… Puedes hablarlo con tu pareja, pero no serás quien se preocupe de comprar lo que hace falta, ni tampoco de cocinarlo. ¿Le das las gracias porque te permite seguir una dieta sana y equilibrada?

No tienes que hacer siempre la compra

No tienes que ir al supermercado porque es tu pareja quien se encarga de hacer la compra siempre que hace falta. Cuando vas a cambiar el rollo de papel higiénico siempre encontrarás que hay para reponer. Tu pareja se preocupa de que no falte de nada en el hogar.

La casa está limpia la mayor parte del tiempo

Está claro que la responsabilidad del hogar y de la limpieza recae en todas las personas que conviven en ella, pero puedes admitir que la casa está limpia casi siempre y no es porque a ti te dé tiempo de hacer nada para que esté así… Aunque pongas de tu parte tus horas libres, el buen cuidado del hogar requiere mucho más tiempo.

amor en familia

Si quieren, pueden hacerte los recados que necesitas porque tú no puedes encargarte

Cuando necesitas ir a la oficina de correos, llevar un paquete, hablar con los profesores de los niños, pasar por la ferretería o pedir cita al médico, se lo dices a tu pareja y busca un hueco en su ocupada agenda para poder realizarlo.

Cuida de los niños

Hay muchas familias que cuando trabajan los dos, se deben dejar casi un sueldo entero para contratar una canguro que pueda hacerse cargo de los niños en su ausencia. Sobre todo si no hay familiares dispuestos a echarte un cable, como los abuelos. Cuando esto no sucede hay que pagar a alguien para que lo haga… Excepto si es la pareja quien se queda al cuidado de los pequeños… ¿y quién es mejor que el progenitor de los niños para hacerse cargo de ellos? ¡Nadie!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.