Vacaciones de verano: ¿Qué hacer con nuestros hijos?

Vacaciones de Verano

Ahora que las clases han terminado los niños tienen dos meses para poder divertirse en toda su plenitud. Momentos para jugar, hacer amigos, reir, hacer viajes, todo lo que realmente les encanta a los más pequeños. Sin embargo, ¿qué hacemos si nosotros aún trabajamos?

Esto es muy frecuente en todas las familias. Cuando llegan las vacaciones de verano en el colegio tenemos el gran dilema de dónde dejar a los niños mientras terminamos nuestra jornada laboral. En la mayoría de los casos siempre acudimos a los abuelos, pero aún así los niños se pueden llegar a aburrir por lo que necesitan de un gran entretenimiento.

Campamentos de verano

Un buena opción para que los niños se relacionen con las demás personas de su entorno son los campamentos de verano. En ellos, los niños fomentan su autonomía y su responsabilidad, así como su autoestima. Además, maduran muchísimo ya que deben de resolver sus problemas y conflictos por sí mismos.

En los campamentos de verano se realizan muchas actividades beneficiosas para los niños, ya que aumenta las habilidades motrices y sociales de los mismos. Aprenden a convivir con personas que no son de su entorno creando un vínculo de amistad.

Vacaciones de Verano

Lo primero a tener en cuenta es comunicar la decisión a los niños, pues estos deben de estar de acuerdo en asistir a los campamentos y se les debe explicar con detenimiento y palabras claras lo que van a hacer allí. Además, nosotros como padres, debemos escoger el mejor campamento, que sea seguro, limpia, que tenga personal cualificado y que, por supuesto, los niños se encuentren en un ambiente agradable y cómodo.

Hay que mirarlo todo con lupa para poder garantizar el bienestar de nuestros pequeños. Así que hay que informarse de absolutamente todo en cuanto a si hay hospitales cerca, tienen botiquines con todo lo necesario, las cabañas están en buen estado y equipadas, etc.

Otras actividades para las vacaciones de verano

  • Playa: La playa es uno de los lugares por excelencia que más les gusta a los niños. Para los que viven cerca de la costa no hay problemas, puesto que en un fin de semana se puede hacer una escapada rápida. Sin embargo, para los que viven lejos de esta, hay que planificarlo con antelación, por lo que los niños deben ayudar a guardar todas sus cosas necesarias. Nunca hay que olvidarse de las cremas solares, puesto que la exposición al sol puede ser dañina en los pequeños.
  • Parque: Esta actividad resulta cotidiana también cuando los niños aún acuden a la escuela, por lo que no debemos dejarla de lado. Hay que tener en cuenta que se debe llevar a las horas donde el sol ya no se exponga tanto y que estos deben llevar gorra puesta para evitar los golpes de calor.
  • Piscina: La piscina es un buen lugar para que los niños puedan hacer amigos y, además, aprender a nadar. Esto hará que sus nervios por hacer algo y divertirse se desfoguen eliminando el estrés y garantizando su tranquilidad.

Vacaciones de Verano

  • Manualidades: Otra actividad que les encantan son las manualidades. Estas fomentan su creatividad y su imaginación, además, favorece la concentración de los más pequeños. Estas actividades las pueden realizar tanto con los abuelos como con nosotros al volver a casa.
  • Llevarlos a casa de un amigo o traer a estos a la nuestra: Esta es una buena opción para que los niños estén contentos. Llevar a un amigo a casa para poder jugar con ellos una tarde es motivo de satisfacción para ellos, y también para vosotros puesto que tenéis un poco de tiempo para vosotros. También es bueno que se puedan quedar por las noches, para que se diviertan mucho más y se porten mucho mejor.
  • Talleres de verano: Otra manera más económica de que los niños se entretengan y se diviertan son los talleres de verano. Muchos colegios o empresas ofertan estos talleres para garantizar la diversión de los más pequeños, así que no dudes en inscribirlos.

Vacaciones de Verano

Papel de los padres

Todos sabemos que el trabajo agota muchísimo y volver a casa con los niños puede resultar algo estresante. Estos requieren la atención de los padres en todo momento, sobre todo si se aburren y, en su mayoría, tan sólo tenemos ganas de estar tranquilos y que no nos incordien.

Esto resulta perjudicial porque ellos no entienden esta actitud de los padres. Así que si no os podéis permitir el que los niños puedan irse a campamentos de verano y demás, tendréis que poner vuestra mejor sonrisa, por muy cansados que vengáis del trabajo, y cuidar de vuestros hijos así como divertiros con ellos.

Por otro lado, otra manera de fomentar el vínculo familiar son los viajes en familia. Poder irse una semana con los niños a cualquier playa, hotel o parque de atracciones es fundamental para poder eliminar el estrés y desconectar de los problemas del trabajo.

De esta manera, los niños se sentirán mucho más queridos por vosotros los padres, ya que comparten muchos momentos de diversión y risas inolvidables. Lo importante es saber qué es lo que le gusta a cada uno para poder elegir el destino adecuado y organizar toda la semana minuciosamente para que no se nos escape nada.


Categorías

Ocio infantil

Ale Jimenez

Me llamo Ale y soy Educadora Infantil. Colaboro en algunos blogs de AB relacionados con mis dos grandes pasiones, la cocina y los niños. No soy... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *