Las pieles sensibles

 

Tratamientos para piel sensible

 

La causa de la sensibilización extrema puede estar tanto asociada a factores emocionales como hereditarios.

Existen distintos tratamientos para la piel sensible entre los cuales puedes escoger y aplicarte tú misma.

Si eres de esas personas que se enrojecen ante el más mínimo cambio de clima, o tu piel se escama con frecuencia, y hasta llega a mancharse e hincharse por el solo roce con ciertos tejidos, y más aún, encuentras descartada la posibilidad de que padezcas alguna alergia, no lo dudes. El motivo es que sufres de aquello que los dermatólogos y cosmetólogos denominan como piel sensible o extremadamente reactiva. Es decir, el tipo de piel que reacciona frente a las más ligeras agresiones externas con manifestaciones tales como enrojecimiento, picazón, descamación, pérdida de luminosidad y hasta hinchazones y edemas.

En cuanto a las causas de este tipo de piel, las investigaciones realizadas sobre ella, han demostrado que los factores hereditarios poseen un factor fundamental. Si en una familia existen antecedentes de sensibilidad extrema, es factible que cada uno de los miembros presente, en diversas situaciones, los mismos síntomas.

Del mismo modo, las personas de tipo facial nórdico (de piel muy blanca, ojos claros y cabello rubio o blanco), se encuentran más predispuestas. Pero de todas formas, debes tener en cuenta que, al margen de la predisposición genética que poseas naturalmente, la sensibilidad extrema está asociada también a una vulnerabilidad anímica. Se ha demostrado que la mayoría de las personas con cutis de este tipo son quienes tienden a somatizar sus conflictos y preocupaciones, dejando de esta manera que si piel hable por ellas.

Además de considerar estos datos, no hay que olvidar que existen múltiples factores externos que pueden agredir aún más a la piel y, por lo tanto, deben ser evitados con los productos protectores o estimulantes circulatorios adecuados para el caso en particular.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *