Las mejores mascarillas de miel caseras

Mascarillas para piel hidratada

Son muchos los ingredientes naturales que tenemos para que nuestra piel pueda verse mejor. Pero en este caso nos decantamos por las mascarillas de miel, que siempre nos ofrecerán un acabado de lo más hidratante. Cuidando y mejorando la textura de nuestro rostro. Así que, como vemos, con productos básicos podemos tener una rutina de belleza perfecta.

Por lo que además de ahorrar en cremas caras también podrás disfrutar de todos los beneficios que la miel tiene para tu piel. Porque si bien hemos mencionado la hidratación no nos olvidamos que también es exfoliante y calmante, limpia de una manera profunda y revitaliza al mismo tiempo que combate el acné. Por todo eso y más, es por lo que necesitamos de unas recetas como las que siguen.

Mascarillas de miel para hidratar la piel

Sí, lo hemos mencionado y es que se trata de uno de los poderes más claros que tiene la miel en la piel. Esta necesita de su dosis de agua cada día, pero en ocasiones parece que no reparamos en ello. Por eso si no tienes cremas específicas a mano, nada como optar por los remedios caseros que nunca vienen nada mal. Vamos a preparar una mascarilla de miel básica que cuenta con dos cucharada de miel y la misma cantidad de aceite de oliva. Lo mezclamos todo bien y ya tenemos la mejor solución para terminar con esa piel tirante y seca que muchas veces se presenta. Con solo esperar unos 20 minutos ya podrás ver los grandes efectos que dejará sobre tu piel. Luego retirarás con agua y listo.

Mascarillas de miel

Mascarilla exfoliante

No podíamos dejar escapar la oportunidad para disfrutar de las mascarillas de miel con acabado exfoliante. Porque como bien sabemos, necesitamos eliminar las células muertas y una vez por semana será más que suficiente. Después de realizar este paso, notarás la piel más suave como puedes imaginar, pero también dejarás de lado la sequedad y hasta las finas líneas de expresión, así que no podemos esperar para probarla. En este caso lo que vamos a necesitar es una cucharada de miel y otra de café. En este caso necesitas ir realizando una serie de masajes por todo tu rostro, haciendo hincapié en la frente o la parte del mentón. Después de aplicarla por todas las zonas, esperamos un cuarto de hora y retiramos con agua.

Contra el acné, mascarillas de miel

Sí, también es perfecta para decir adiós a las espinillas y para preparar la piel con la finalidad de que no vuelvan a salir. Por eso, en este caso debemos mezclar bien una cucharada de miel con otra de yogur. Cuando lo tengamos, nos faltará echar unas gotas de zumo de limón y volvemos a mezclar. Ahora iremos extendiendo esta mascarilla por las zonas donde tenemos el acné. Recuerda que al tener limón es siempre mejor hacerla por las noches, cuando sabemos que no nos dará el sol. Puedes dejarla unos 20 minutos o hasta que veas que se ha secado ligeramente. Una vez más, limpiaremos bien la piel con agua para retirarla por completo.

Mascarilla de piel suave

Cuidado de las pieles más delicadas

También para la piel más blanca, que en ocasiones cuenta con rojeces, hay una mascarilla perfecta para ella. Como no podía ser menos, necesitamos dos cucharadas de miel y otra de aloe vera. Cuando hayas mezclado bien los dos ingredientes ya puedes comenzar a aplicarlo por el rostro, esperarás unos 20 minutos antes de retirarla. Después de lavar bien la piel y secarla, siempre puedes apostar por aplicar alguna de tus cremas hidratantes favoritas. Ya que esto ayudará a la finalidad o al efecto de un rostro totalmente mejorado, sedoso y radiante. ¿Has probado alguna de estas mascarillas de miel?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.