Las enfermedades más comunes de los niños en verano

La llegada del calor y de las altas temperaturas provocan diversas enfermedades en los más pequeños de la casa. Al igual que ocurre durante los meses de invierno, en verano hay una serie de afecciones que se dan con mayor asiduidad que otras.

Acto seguido voy a hablarte de aquellas enfermedades más comunes en esta fecha del año y la mejor manera de tratarlas para conseguir que el pequeño se recupere de una manera rápida y eficaz. 

Otitis

Al pasar muchas horas en la piscina y en la playa, una de las enfermedades más comunes suele ser la otitis. Se trata de una afección que afecta al oído y que provoca un fuerte dolor al tocarlo. La otitis también provoca cierta infección en el oído dando lugar a la pus. Las causas de esta enfermedad se debe a las bacterias presentes en el agua por lo que resulta esencial el secar los oídos después de cada baño. La acumulación de cera en los oídos suele provocar que el agua de la piscina o de la playa se acumule en el oído dando lugar a la citada infección.

Conjuntivitis

Otra de las enfermedades que más suelen padecer los niños durante el verano es la conjuntivitis. Dicha enfermedad consiste en la inflamación de la membrana que cubre la parte anterior del ojo. La conjuntivitis se puede producir por una reacción alérgica al polvo o por un catarro. Entre los síntomas de dicha enfermedad están el exceso de lagrimeo, picor e hinchazón en toda la zona del ojo. El agua de la piscina demasiado sucia puede ser uno de los causantes de la conjuntivitis durante los meses de verano por lo que hay que evitar que el niño abra los ojos debajo del agua. Una conjuntivitis mal tratada puede provocar daños bastantes serios en la córnea del pequeño por lo que es importante acudir a un especialista.

 

Gastroenteritis

Es bastante normal que durante el verano aumenten los casos de gastroenteritis debido a la intoxicación de diversos alimentos como es el caso de la salmonella. Los síntomas más evidentes de la gastroenteritis en los niños son la diarréa, los vómitos y el dolor en el estómago. A la hora de tratarlos es importante que beban mucha agua para evitar que puedan deshidratarse y seguir una dieta blanda hasta que se recuperen completamente. En el caso de que veas que el niño no mejora a pesar del paso de los días, es esencial el llevarlo al médico.

Hongos

Los hongos son bastante frecuentes durante los meses de verano sobretodo en las duchas de las piscinas y de las playas. Dichos hongos son conocidos como pie de atleta y para evitar el contagio es recomendable el uso de zapatillas mientras se usa la ducha y el secarse bien los pies. Dichos hongos afectan a la piel y suelen provocar un fuerte picor en la zona afectada. En el caso de padecer dicho pie de atleta es importante llevar al niño al dermatólogo para que le mande una crema con la que combatir dichos hongos.

Estas son las cuatro enfermedades más habituales en los niños durante el verano por lo que debes tener mucho cuidado con tu hijo a la hora de bañarse en la piscina o en la playa. En el tema de la comida hay que fijarse muy bien en lo que come y evitar la ingesta de productos como la mayonesa o los huevos sobretodo cuando coma fuera de casa. Teniendo en cuenta todos estos consejos, el menor no tendrá ningún tipo de problema y podrá disfrutar de todo el verano sin importantes problemas de salud.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *