Las coronas de flores para los peinados más primaverales

Corona de flores para peinado

La flores nos aportan la belleza y la sencillez para completar cualquier peinado. No es de extrañar que ahora que comienza la época de bodas, las veamos y mucho. Sin duda, aunque no sea la novia quien las lleve, las invitadas también pueden optar por ellas para esos recogidos naturales que tienen en mente, ¿de qué manera?, pues en forma de coronas de flores.

Los peinados primaverales tienen que estar cubiertos por ellas para añadir un aire de buen gusto y quizás, también de estilo bohemio, donde suelen ser muy usadas. Eso sí, podrás llevarlas tanto ligeramente inclinadas sobre la frente o bien, en la parte más alta de la cabeza y coronando las trenzas o los moños que hayas elegido para el gran día.

Se mire por dónde se mire, una corona de este estilo siempre será perfecta para toda fiesta que se precie. Como hay numerosos estilos, siempre encontrarás ese que va con tu gusto y con tu look. Claro que si no es así, siempre puedes hacerla tú misma en casa. ¿Crees que es muy complicada?, pues la verdad es que no y por eso, aquí te dejamos los pasos a seguir.

Por un lado necesitarás flores de plástico y es aquí donde tu gusto será el que determine de qué colores o qué tamaños tendrán. Un alambre no demasiado fino para que pueda resistir bien todos los detalles que le vamos a ir aplicando y cinta adhesiva en color verde, que pegaremos al alambre, para darle mayor naturalidad al aspecto final de la corona.

Ahora es el momento de pasar a medir la cabeza y cortar el alambre. Si éste es muy fino, recuerda que lo puedes colocar de manera doble. Vamos cortando las flores, que tendrán también un tallo de alambre, para ir colocándolas de una manera rápida y sencilla. Doblaremos estos rallos alrededor del alambre hasta completarlo. Claro que además de las flores si cuentas con hojas, éstas serán perfectas para colocar en los huecos. Para mayor sujeción, puedes añadir una cinta a la parte baja del alambre para atar con un lazo, una vez que esté puesta en la cabeza.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *