Las claves para unas ventanas energéticamente eficientes

Ventana

¿Sabes que un cambio de ventanas puede ahorrarte hasta un 20%  en la factura eléctrica? Hay pequeñas acciones que pueden contribuir a mejorar el aislamiento de las viejas ventanas, pero un cambio de las mismas se traducirá en un menor coste en calefacción o refrigeración.

Las ventanas son claves para proteger nuestra casa del frío pero también del calor. Por eso en Bezzia hemos creado una pequeña lista de consejos que te ayudarán tener ventanas energéticamente eficientes. No solo compartimos contigo como aumentar el aislamiento térmico de las mismas, también te damos algunas pistas para que cuando llegue la hora de cambiarlas, lo tengas todo mas claro.

Las juntas

Puertas y ventanas representan los principales puntos de pérdida de temperatura de nuestro hogar tanto abiertas como cerradas. Con el fin de evitar esas pérdidas de temperatura, es importante comprobar  que las juntas y los mecanismos de cierre se encuentran en buen estado.

Juntas

Presta especial atención a los marcos de madera. Al ser un material natural, tiende a deformarse con el tiempo por efecto de los cambios de temperatura. Esto genera grietas por las que se cuela el aire. Unas bandas de silicona, masilla o la instalación de burletes en los marcos minimizarán el problema, proporcionándote esa barrera aislante que impedirá la entrada de aire.

Los marcos

El PVC es una opción muy popular con excelentes valores de transmitancia térmica. Combinando marcos de este material provistos de cámaras de aire que mejoren su aislamiento térmico con un buen acristalamiento conseguiremos unas ventanas energéticamente eficientes.

Populares también son los marcos metálicos de aluminio lacado. Estos son muy resistentes y duraderas en cuanto al material, sin embargo, será necesario exigir marcos con rotura de puente térmico en las regiones con mayores saltos térmicos interior-exterior para compensar su capacidad conductora.

La madera resulta mas cálida que, pero también delicada en exteriores. Además los marcos en este material no tiene cámaras de aire internas, así que el aislamiento depende  en gran medida del tipo de madera elegida. ¿La solución? Crear marcos mixtos, para conseguir las mejores cualidades de cada material.

Ventana

Cristales aislantes

Invertir en los cristales adecuados debe ser otra de las prioridades al cambiar las ventanas. De nada sirve escoger unos buenos marcos si después apostamos por cristales con propiedades aislantes pobres y viceversa. Ambos son esenciales para evitar las pérdidas de calor.

Los vidrios para ventanas pueden ser simples, dobles o triples, con cámara de aire en función del aislamiento térmico que deseemos para nuestro hogar. La cámara de aire contribuye a eliminar el intercambio de temperatura con el exterior y es un sistema que puede combinarse con vidrio térmico reforzado. Escoger cristales dobles con cámara de aire es, por tanto, una de las mejores opciones.

Doble cristal

Es interesante saber, además, que existes vidrios provistos de una película de baja emisividad; una capa extremadamente delgada de óxidos metálicos que aplicada al cristal refuerza sus propiedades termoaislantes. También existen vidrios con película de control solar, capaces de reflejar parte de la radiación solar recibida e incluso vidrios con tratamientos para una resistencia contra incendios mejorada.

Sistemas de apertura

¿Influyen los sistemas de apertura en la mayor o menor eficiencia energética de una ventana? Por supuesto. Los mejores sistemas lo constituyen las ventanas con sistema de apertura abatible. ¿Por qué? Porque cierran a presión, a diferencia de las ventana correderas, quedando las ventanas mejor aisladas de las inclemencias climáticas.

La caja de la persiana

Podemos escoger la mejor ventana y tener perdidas de calor. ¿Por qué? Por descuidar la instalación y el mantenimiento de la caja de la persiana. Por las cajas de las persianas puede escaparse el calor y penetrar el frío además de cosidos exteriores. La solución es instalar paneles aislantes en el interior de la caja o cambiar esta por otra más eficiente.

Caja de persiana con aislante

Las que os hemos presentado son las claves para tener unas ventanas energéticamente eficientes. Una eficiencia que podemos, como en los electrodomésticos, conocer a través del etiquetado energético del producto. Las ventanas adoptan en este etiquetado una doble clasificación: la escala de la A a la G mide el comportamiento en invierno, mientras que las estrellas indican la protección frente a la irradiación solar en verano.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.