Las claves para decorar una casa gallega solariega

Pazo: Casa gallega solariega

En Bezzia queremos compartir con vosotros las claves de decoración de los pazos, casas solariegas gallegas edificadas en el campo convertidas en residencia habitual del noble propietario que dominaba las tierras colindantes. Casas construidas a partir de grandes muros de piedra y rodeados por jardines de camelias, rododendros y magnolias.

Los pazos cobraron una gran importancia entre los siglos XVI y XIX. Muchos han sido rehabilitados para convertirse en hoteles con encanto o celebrar bodas. Otros, sin embargo, siguen en manos privadas y conservando su esencia. En unos y otros nos hemos fijado para mostraros las claves para decorar esta casa galleta solariega tradicional.

La arquitectura

La mayoría de los pazos se construyeron a partir de sólidas estructuras de castaño y roble, grandes muros de piedra y cubiertas de teja. En sus primeros años estas edificaciones tenían un carácter defensivo, por lo que no es extraño encontrar torres almenadas y aspilleras de la planta baja.

Pazo

Los pazos presentaban, generalmente, dos plantas y un desván. Era habitual que el salón, así como otras zonas de descanso se situarán en las plantas superiores con el fin de aprovechar la luz natural y de facilitar su calentamiento. Con el mismo fin, se disponían en las fachadas este y sur solanas y las galerías acristaladas, que protegían la vivienda de la lluvia al mismo tiempo que ayudaban a calentar los espacios interiores gracias al efecto invernadero.

La decoración

Los muebles reflejaban el carácter noble de estas viviendas. Era habitual encontrar en el comedor grandes mesas de madera flanqueadas por sillas tipo Luis XVI tapizadas en tonos rojizos. Los mismos todos se utilizaban también en el salón, la estancia mas opulenta de la casa, habitualmente presidida por una gran chimenea de piedra.

Muebles de diferentes épocas y pocedencias se combinaban en este gran espacio cuyas paredes decoraban gruesas cortinas de suelo a techo y grandes retratos de familia. Dado el clima gallego también era habitual colocar tapices en las paredes y grandes alfombras sobre los suelos de madera.

Pazo o casa gallega noble

Los dormitorios de este tipo de casa gallega resultaban algo mas sobrios, aunque se decoraban también con muebles de madera de gran tamaño. Destacaban en estos los armarios y las cómodas ricas en detalles y los cabeceros. En los dormitorios principales era habitual, además, encontrar camas con dosel. Doseles pesados confeccionados con tejidos para tapizados que presentaban con frecuencia brocados.

Los jardines

El jardín, siempre verde y exuberante era y sigue siendo uno de los principales atractivos de esta casa gallega noble. Camelias, rododendros y magnolias, son especies habituales en estos espacios exteriores en los que el agua suele jugar también un papel protagonista, en forma de pozas o estanques naturales.

Los jardines mas asombroso de los pazos contenían además laberintos de setos; hoy aun pueden visitarse algunos de ellos. Además, a medida que uno se alejaba de la vivienda el jardín ornamental daba paso a grandes espacios en los que se cultivaban frutales o vides y a frondosos bosques gobernados por robles y cryptomerias.

Jardines del pazo

Y no menos llamativas eran las plantas trepadoras que cubrían parte de los muros exteriores de esta casa gallega tradicional. Plantas trepadoras como la hiedra o la parra virgen se combinaban con enredaderas como la glicinia aportando así a la construcción color y grandeza.

Los pazos mas populares

¿Te apetece profundizar sobre la historia de estas construcciones? Escoge Galicia como próximo destino de vacaciones y disfruta de estas singulares fortalezas y de los bonitos y enhuberantes paisajes verdes que las rodean.  Algunos de los mas populares son: Pazo de Merced, Pazo do Souto, Pazo De Sedor, Casa Grande de Rosende, Pazo A Freiria, Pazo da Touza, Pazo de Oca, Pazo de Rubianes, pazo Quinteiro da Cruz, Pazo de Buzaca  y el Pazo de Meirás.

Podrás alojarte en algunos de ellos y concertar visitas en otros. ¿No te parece una excusa fantástica para trazar una ruta por Galicia y hacerla realidad este verano? No hay como ver las cosas con tus propios ojos.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.