Las claves para decorar un loft industrial

Loft industrial

Los jóvenes neoyorquinos que en la década de los 50 ocuparon antiguas naves industriales fueron los precursores del estilo industrial. Un estilo asociado con espacios amplios y desnudos, que muestran su estructura, y con materiales de carácter noble y reciclado.

Un loft industrial debe ser capaz de trasladarnos a un viejo parque de naves industriales cuyos ventanales se asoman a Brooklyn en Nueva York u Oberschöneweide en Berlín. Hoy te damos las claves para hacer eso posible, habites un loft o una vivienda a la que desees imprimir ese mismo carácter.

Ladrillo visto, cemento, hierro… estos materiales, algunos muebles reciclados y una estructura diáfana en la que todo quede a la vista son las claves para decorar un loft industrial. Claves que desarrollamos a continuación con el fin de hacer de tu casa un hogar de estilo industrial.

Espacios diáfanos

Espacios diáfanos

Las naves industriales se convirtieron en la década de los 70 en exclusivas viviendas con espacios amplios y diáfanos en los que el protagonismo se cedía a los materiales. Prescindir de tabiques innecesarios es, por tanto, una de las claves para decorar un loft industrial.

Es importante que los espacios estén desnudos para que así tanto la luz como la vista fluyan a través de los diferentes ambientes. Ambientes que podemos delimitar utilizando diferentes recursos: paredes acristaladas con cuarterones, estanterías abiertas o cambios de nivel o material en los suelos, entre otros.

Divisores de ambientes

Paredes y suelos recuperados

Hay materiales característicos del estilo industrial como son el hormigón y el ladrillo. El hormigón se utiliza habitualmente con el fin de crear continuidad entre el suelo y las paredes. El ladrillo, por su parte, se utiliza para llamar la atención sobre una determinada pared. Recuperar una pared de ladrillo de la construcción original es lo ideal pero también puedes revestirla expresamente para ello.

Loft industrial

En cuanto al color de los ladrillos, aquellos en color rojizo resultan los mas adecuados si se desea lograr una estética fiel a la de las naves industriales originales. Sin embargo, cada vez es mas habitual encontrar estos ladrillos pintados de blanco o gris con el fin de lograr una mayor luminosidad.

Cunductos, tuberías y cables a la vista

En un loft industrial es habitual encontrar los conductos del aire, las tuberías de agua y el forjado del techo al descubierto. Así era habitual encontrarlos en las naves industriales y así se han mantenido hasta hoy en día en estos espacios.  Eso sí,  hoy no recorren el espacio de forma aleatoria como en aquellas naves; lo hacen perfectamente integrados en la decoración.

Estilo Industrial

Otro elemento que es habitual encontrar a la vista son los cables de la luz. Estos recorren paredes y techos como si de un elemento decorativo mas se tratara sujetos con simples grapas hasta llegar a los interruptores de estilo vintage.

Grandes ventanales y lámparas industriales

Originariamente los grandes ventanales eran una seña de identidad de los loft industriales. Estos nunca se cubrían con cortinas para dejar ver su estructura metálica y facilitar que la luz fluyera por todo el espacio.  Sin embargo a falta de grandes ventanales, cuidar la iluminación de un loft industrial es una necesidad.

Iluminación de loft industrial

La iluminación es un factor muy importante a la hora de crear atmosferas distintas en un único espacio diáfano. Lo ideal es jugar con puntos de luz ubicados a distintas alturas y con diferentes intensidades. Combinar lámparas de pie con grandes pantallas que cuelguen sobre la mesa del comedor, la barra de la cocina o un un rincón del salón.

Muebles en metal, madera y cuero

En un loft industrial se combinan muebles de oficio acabados en hierro o acero con otros restaurados en maderas toscas. Unas taquillas metálicas, una mesa de pintor, una silla de barbero o un viejo reloj de estación se convierten en elementos fetiche para decorar este tipo de espacios.

Mobiliario loft industrial

También son habituales los elementos de piel en tonos marrones envejecidos. Los sofás de cuero son un imprescincible en cualquier salón de estilo industrial. Y otros accesorios como baúles o maletas de piel pueden convertirse en estupendas mesas de centro o mesitas de noche con un poco de imaginación.

 

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.