Las amenazas y los ultimátums dentro de la pareja

maltrato-psicologico-pareja

Son muchas las personas las que sufren a diario por parte de su pareja, amenazas emocionales y ultimátums de todo tipo. Dichas amenazas suponen un tipo de comunicación totalmente agresiva e inadmisible por parte de la pareja además de suponer un control absoluto de los derechos personales. No se puede consentir bajo ningún concepto que la pareja limite la libertad mediante el uso continuado de amenazas.

Todo ello da lugar a un vínculo o a una relación que deja de ser saludable y se convierte en tóxica. En el siguiente artículo te hablamos de las conductas amenazantes dentro de la pareja y de cuándo pueden llegar a resultar necesarias.

Las amenazas y los ultimátums como medio de control dentro de la pareja

Las amenazas dentro de la pareja suponen una forma clara de coacción y de control de la persona sometida. El gran problema de tales ultimátums es que no son ocasionales, llegando a producirse de manera habitual en el día a a día de la relación La gran mayoría de veces las amenazas producidas en el seno de la pareja dan lugar a dos elementos contrarios a cualquier tipo de relación sana: el desprecio total y la crítica. Gracias al uso de los ultimátums, la parte tóxica es capaz de controlar a la pareja y limitarle en todos sus derechos, ya sean personales o sociales.

Rasgos diferenciadores de las personas que recurren a las amenazas

  • Se trata de personas muy controladoras.
  • Son personas que tienen problemas a la hora de comunicarse. Es por ello que recurren a las amenazas y a los ultimátums.
  • Tienen una gran incapacidad a la hora de manejar tanto la frustración como la ira.
  • Son personas con un alto grado de narcisismo.
  • La falta de confianza en la pareja es bastante evidente, dando lugar a los celos.
  • A pesar de las amenazas, son personas muy dependientes a nivel emocional.

amenazas

¿Pueden ser necesarios los ultimátums dentro de la pareja?

Un ultimátum no es más que una amenaza usada con el fin de controlar a la pareja. En la gran mayoría de las ocasiones tales amenazas son un maltrato psicológico y emocional hacia la pareja y una manera muy clara de comunicación agresiva y violenta.

Sin embargo hay momentos puntuales y contados en los que se debe acudir a los ultimátums hacia la pareja. Puede ser el caso de conductas tan dañinas para la relación como es el caso de adicciones. En tales situaciones, las amenazas son un instrumento necesario para dar un giro en la relación y que la misma vuelva a ser saludable.

En definitiva, no pasa nada por usar las amenazas de manera puntual y ocasional en las relaciones. Dichos ultimátums pueden servir para que la persona sea consciente de que debe cambiar para que el vínculo siga existiendo y la pareja perdure en el tiempo. El gran problema surge cuando las amenazas son usadas de una manera habitual para coaacionar y controlar a la pareja. El daño emocional de dichas amenazas es bastante grande y es algo que no se debe consentir dentro de una relación considerada sana.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.