Lacar puertas: Todo lo que necesitas saber

Lacado en casa

Lacar puertas es una de las obras más comunes que podremos llevar a cabo en nuestro hogar. Se trata de darle una especie de recubrimiento a la madera, para que esta quede más lisa y como nueva. Para ello, además de tener que dar diferentes pasos, se aplica un líquido especial, consiguiendo así el mejor de los resultados.

Todo ello se hace para que, además de un aspecto mucho más suave como hemos mencionado, también las puertas puedan resistir mejor el paso del tiempo. Así que, por todo ello y más, vamos a ver cómo lacar puertas y todo eso que siempre te habías preguntado. ¡Comenzamos!

Cómo lacar puertas paso a paso

Antes de nada, hay que decir que no se trata de una tarea sencilla. Además de todo el proceso, siempre hay que respetar los tiempos de secado, por lo que la paciencia también tiene que estar de nuestro lado. Se trata de un trabajo que es mejor dejar a los especialistas, pero si aún así estás decidida a hacerlo tú misma, entonces, necesitas seguir estos pasos:

  • En primer lugar, se aconseja quitar la puerta de su marco y colocarla en una zona donde vayas a trabajar, que esté bien cubierta con plásticos para evitar dañar otras superficies.
  • El segundo paso es el de lijar la superficie. Esto se hace para decir adiós a las pequeñas irregularidades o a las superficies más rugosas que pueda tener la puerta. Dependiendo de cómo esté la puerta y si necesita más lijado, siempre puedes comenzar con una lija gruesa para ir poco a poco pasando a la de grano fino.
  • Una vez lijada, pásale un paño de microfibra para eliminar cualquier resto del lijado.
  • Ahora le llega el turno a la imprimación, que será la base de nuestro resultado. Sí, es cierto que no cubre la superficie como esperas, porque realmente no es pintura como la conocemos. Debes darle un par de capas, como mínimo y siempre esperar el tiempo indicado en el envase.
  • Tomando un rodillo para esmaltar, comienza el proceso de aplicar la laca. Para ello, sube el rodillo por la puerta pero ligeramente  en diagonal y bájalo en posición recta. Evitando así que quede marcas. Hazlo siempre seguido y sin pausas en medio de la puerta, extendiendo siempre bien el producto.
  • Para la zona de los marcos, tienes que seguir los pasos pero puedes usar una brocha sintética.

Puertas blancas lacado

Cuánto puede costar lacar una puerta

No se puede dar un precio cerrado, porque este dependerá de varios factores. Lacar puertas siempre es más caro que simplemente pintarlas, eso de entrada. Si recurres a los profesionales dependerá también del acabado que elijas si es con brillo o en mate, del color final que quieras darle, del tipo de puerta ya que no es lo mismo una sencilla y plana que otra que tenga más molduras. Así que, podemos decir que los precios van desde los 35/40 euros, aproximadamente hasta los 200 si el trabajo se realiza en el hogar. Si el profesional considera que hay que hacerlo en su taller, entonces subiría a más de 300 euros.

Lacado de puertas

¿Es mejor lacar puertas o comprarlas?

Vistos los precios, uno se pregunta si no saldrá más rentable el comprar puertas nuevas y olvidarnos del lacado de las mismas. Pero es cierto que siempre dependerá de lo que necesites. Está claro que el lacado, aunque parezca caro no lo es tanto en comparación a tener que comprar todas las puertas nuevas de casa. Si se trata de algún mueble concreto, es cierto que podemos optar por comprar y olvidarnos. De ahí que siempre dependerá de las necesidades de cada uno. Aunque te diremos que si es una o unas puertas de madera, de calidad o tienen tamaños originales, entonces consérvalas y opta por el lacado.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.