Labios sanos y cuidados

Labios sanos

Para tener unos labios sanos, hidratados y bonitos no sólo depende del color de barra de labios que se aplique sino también de que la piel esté lisa, sin pellejitos ni pieles muertas, flexible y cuidada. Es por esta razón por la que hemos decidido escribir este artículo de hoy.

El tejido de los labios es muy fino y no contiene células protectoras, por eso pierden humedad fácilmente y se resecan con el sol o el frío. Si no tienen células protectoras ya sabemos que somos nosotras mismas las que tenemos que aportar esa protección. ¿Y cómo? Fácil: con los bálsámos o cacos protectores. Hazte con un bueno, de farmacia o parafarmacia, te recomendamos el de la marca Karmex (en mi opinión el mejor del mercado) y aplícalo diariamente sobre tus labios tantas veces como sea necesario. Si tiene factor de protección solar muchísimo mejor.

Agentes externos como el frío, el viento, la calefacción y el tabaco pueden dañar nuestros labios y agrietarlos, por lo que es necesario cuidarlos en todo momento.

Exfoliación de labios

La exfoliación es un paso fundamental para que los labios luzcan sanos y bonitos. Con esta exfoliación lo que buscamos es eliminar todas esas pieles muertas o pellejos que nuestros labios tienen en ocasiones, producidos por la deshidratación de la piel.

Hay exfoliantes para labios en el mercado pero también puedes hacerte uno fácilmente en casa. Consiste en mezclar un poco de miel con azúcar, consiguiendo una mezcla densa y rugosa. Aplícala en tus labios y con la yema de tu dedo índice haz un masaje sobre ellos. El azúcar sirve de exfoliante y la miel hidrata, así que es el combo perfecto. También puedes ayudarte con un cepillo de dientes, frotándolo con suavidad sobre la piel de los labios.

Una vez hidratados y cuidados, estarán perfectos para darle el aporte de color.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *