La voz del personal sanitario ante la pandemia del Coronavirus (COVID-19)

covid19

Para algunos estar en casa puede parecer todo un castigo, pero en realidad, es un regalo de la vida que se debe aceptar y cumplir. Debemos ser responsables socialmente y quedarnos en casa para evitar que el virus siga propagándose y causar la crisis tan grave a nivel de salud pública y económica que está causando para muchos. El personal sanitario no tiene la oportunidad de quedarse en casa y con más razón debes quedarte tú.

El sistema sanitario se está colapsando y no tienen apenas recursos para poder atender toda la oleada de casos que llega. Son miles de personas las que están muriendo y es el personal sanitario de todos los hospitales los que están al pie del cañón, cada día, en lucha de la vida de las personas.

Hoy queremos rendir un homenaje a todos esas personas que deben acudir cada día a sus trabajos dejando a sus familias en casa y con el miedo que supone estar en contacto directo con el Coronavirus (COIVD-19).

Ellos, nuestros héroes

A continuación queremos transmitir un testimonio real, facilitado por una enfermera que trabaja en un hospital de nuestro país. Ella junto con sus compañeros nos han querido transmitir ciertas palabras para que todos sepamos lo que están viviendo cada día.

«El sentir de todos es el mismo, todo tiene un denominador común: el miedo. Pero no el miedo por la profesión, porque por suerte es una profesión vocacional, lo que sentimos es por la falta de protección. Tenemos familias y no estamos al 100% asegurados de que al llegar a casa estemos libres del COVID-19.

Si tuviéramos el equipo necesario para protegernos y atender a los pacientes como es debido, este miedo desaparecería por completo. Pero no tenemos eso. También tenemos que estar a disposición de las necesidades de la población, es una profesión vocacional y nos sentimos orgullosos de poder colaborar en esta pandemia, de poner nuestro granito de arena y ayudar a todas las personas, a protegerles y a cuidarles en definitiva.

Sabemos que lo vamos a pasar tarde o temprano, pero la manera debería ser más escalonada y no tener que pasar por este pico que es lo que provoca esta enajenación mental transitoria que tenemos todos. Hay personas que son asmáticas, diabéticas que están muy asustadas entre los compañeros y compañeras casi con crisis de ansiedad.

Sobre todo por la crisis que provoca la falta de protección, la desinformación que hay, informaciones contradictorias de cómo se transmite y cómo no se transmite, de los casos reales que hay que no siempre se cuenta con veracidad, la falta de aplicación de pruebas que si se hiciera por la puerta de urgencias muchos falsos negativos se podrían solventar… Porque si a los dos días te dan positivo y tú has estado en contacto con ellos, puedes haberte infectado. 

covid19

Ahora nos dicen que aunque estemos o hayamos estado en contacto con el coronavirus y no tenemos síntomas tenemos que ir a trabajar con lo cual podría estar el riesgo de ser positiva, no darte cuenta hasta que pasa una semana pero mientras tanto estar contagiando al resto de compañeros e incluso a tu familia. Este es el miedo más grande que nos da.

Porque luego tenemos en casa a nuestras familias a las que también queremos proteger y mantener al margen de toda esta locura, pero está claro que no es posible. Entonces, el denominador común de todos nosotros es el miedo, pero también la inseguridad. Porque nosotros queremos cuidar, queremos proteger a nuestros pacientes y a nuestras familias pero no disponemos de los medios para ello.

Los compañeros se hacen úlceras en la cara cuando tienen que ponerse el equipo de protección porque deben tenerlo todo el tiempo puesto, esto resulta muy cansado… pero los demás, los que no tenemos protección no podemos protegernos y estamos expuestos totalmente porque no hay equipos de protección individual suficientes, mascarillas no tenemos de las necesarias, solo tenemos de quirúrgica y en caso de coronavirus no nos sirven.

Entonces el miedo que sentimos todos es porque nos sentimos desprotegidos y luego tenemos familias a las que, como he dicho antes, tenemos que cuidar al llegar a casa y proteger también y no estamos 100% seguros de que esto sea así porque las informaciones que nos dan son muy contradictorias. Entonces, es eso es la inseguridad y el miedo ante la falta de seguridad, protección… pero no por nuestra protección porque nosotros estamos rodeados de bichos como estos y peores que éste miles de veces, pero como no se dan tantos casos a la vez siempre hemos estado protegidos ante ellos, pero en este caso como son tantísimos no damos a basto para protegernos y ese es el problema.

Toda la gente está expuesta, si todos tuviéramos un EPI que es un equipo de protección individual nuestra seguridad, nuestra calma… estaría al 100%, pero ahora está a un 50-50, entre el deber y nuestra vocación y luego las familias que también tenemos que proteger.«


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.