La verdad sobre la vida empresarial de la mujer

Tal vez te preguntes alguna vez si hay igualdad de género en nuestra sociedad, y sí… Nos gustaría creer que la hay, pero aún podemos encontrarnos baches que hacen más complicada la relación entre la vida empresarial y las mujeres, pero aún y así las mujeres saben pisar fuerte y no se rinden ante los obstáculos que pueda encontrar. 

Aunque es posible que existan algunas igualdades entre hombres y mujeres en la vida empresarial (bien luchadas y conseguidas por las mujeres), hay algunas diferencias que merece la pena comentar. Por ejemplo, las mujeres que tienen hijos lo pasan bastante mal porque deben arriesgar mucho tiempo en su trabajo y si son madres recientes no les dan facilidades de ningún tipo. Los roles familiares y el estigma de las mujeres y el trabajo, en ocasiones siguen demasiado en pie.

Hay algunas cosas que si eres empresaria y eres mujer, pueden afectar a tu toma de decisiones, incluso, puedes sentir una pérdida de confianza en tu negocio… Y más, si eres tú sola la que está al timón en plena tormenta… Pero no dejemos de lado los éxitos, que también existen.

La aversión al riesgo existe y es una realidad

Los empresarios para poder triunfar necesitan tener medio. Tener un negocio implica tomar riesgos y tener grandes responsabilidades. Como mujer, puede que psicológicamente estés más preparada al riesgo, pero debes tener en cuenta algunas cosas. El cerebro de la mujer está diseñado de forma diferente al de los hombres. 

Reunión de trabajo

 

Es triste pero cierto que las niñas a menudo no sienten tanta libertad para montar en bicicleta o jugar fuera de la vista de sus padres, por su propia seguridad. Estas lecciones sutiles que las mujeres recogemos en la infancia, tales como “el mundo es peligroso,” tienen un efecto psicológico de larga duración que puede afectar en tu futuro laboral como empresaria.

De acuerdo con un informe de 2016 de un estudio, las mujeres suelen tener las empresas más pequeñas. La aversión al riesgo podría ser un factor que contribuye a esto.

Puedes ser la capitana de tu barco y cumplir tus metas

Para poder ser la capitana de tu propio barco deberás empezar a escuchar tu voz interior y admitir abiertamente quién quieres ser en tu vida. No quieras ser solo madre y esposa, puedes ser mucho más. No quieras ser únicamente una empleada para cumplir los sueños de otras personas si tienes tu propios sueños y tus propias metas… puedes ser mucho más. Sé la capitana de tu propio barco.

Cuando te des cuenta que solo tú puedes conducir el volante de tu vida, entonces, podrás tener una enorme transformación personal… Trabajar por cuenta propia no es fácil, pero puede ser muy gratificante si sabes ser perseverante con las metas que tienes en mente. Además, podrás conocerte más a ti misma y saber cuáles son tus límites.

mujer trabajadora excedencias

Puedes cometer errores y aprender de ellos

Así es, puedes y debes. Porque si los cometes será una buena manera de aprender y crecer como empresaria y como persona. Los errores te harán darte cuenta de tus límites, de tus fallos y aprenderás de ellos para ser una mejor versión de tu misma.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *