La utopía del sueño reparador en padres recientes

La mayoría de los padres recientes estarán de acuerdo… ¡tienen mucho sueño! Son pocos los afortunados que sus bebés duermen toda la noche a las pocas semanas de nacer. La mayoría de los padres pasan meses y meses (e incluso años) sin poder dormir más de 4 horas seguidas por la noche. De hecho, saben que el bebé puede ser muy testarudo a la hora de dormir y que se convierta en una tarea diaria difícil y frustrante de lograr.

Para los nuevos padres, dormir es cualquier momento en que puedan cerrar los ojos y descansar, por corto que sea ese momento. Todo el mundo sabe que dormir bien y los bebés no van cogidos de la mano, aunque sea maravilloso ver al bebé dulcemente dormido.

Las personas solo se dan cuenta de lo mucho que se necesita una noche de sueño reparador justo cuando se encuentran con un bebé que no les permite hacerlo. Hasta ser padres no se da la importancia que tiene el dormir bien, y cuando se es padre, se hace casi cualquier cosa para conseguirlo.

La falta de sueño te hará ser un zombie

Incluso los padres que aseguran que sus bebés duermen ‘bien’, no suelen pasar las 6 horas de sueño, cuando lo recomendable para un adulto es tener de 7 a 9 horas de sueño reparador. Los padres que tienen hijos que duermen ‘mal’, vivirán con sueño cada día de sus vidas. Merece la pena recordar que los bebés no duermen bien o mal, ellos duermen lo que necesitan… los que duermen mejor o peor son los padres.

 

La falta de sueño, ya sea todas las noches, algunas veces a la semana o solo a veces, te pasará factura porque tendrás cansancio cada día. Muchos padres se sienten desesperados cuando se sienten privados de sueño, y hacen caso de cualquier consejo que vean, lean o escuchen para intentar que sus hijos duerman más y ellos puedan descansar mejor. A riesgo de perder la cordura, los padres mantienen a sus bebés más tiempo despiertos durante el día para ver si así duermen mejor por la noche… Pero luego se dan cuenta de que esa solución es peor, y que por culpa de que su bebé genera demasiado cortisol durante el día, ¡dormirá peor por la noche!

Pero los padres quieren intentar cualquier cosa para que su bebé duerma más tiempo durante la noche. Infusiones para bebés, gotas para el sueño de la farmacia especiales para bebés, usar el ruido blanco de fondo, canciones de cuna… Hacen cualquier cosa para dormir unas pocas horas seguidas.

Aunque no todo vale. Nunca se debe poner en riesgo al bebé ni probar técnicas que aunque juren que son efectivas puedan poner en riesgo la salud del bebé. Recuerda que es una etapa temporal y que no hay remedios mágicos, simplemente hay niños que duermen mejor que otros y solo te queda aceptarlo y turnarte con tu pareja para que uno duerma una noche y otro, otra. Solo de esta manera podréis mantener la compostura y cuidar la seguridad de vuestro bebé.


Categorías

Consejos mamás, Madres

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.