La soledad acompañada en la pareja

soledad acompañada

Seguro que habrás oído hablar más de una vez de la frase: “Es mejor estar solo que mal acompañado”. Por desgracia son muchas las personas las que prefieren estar dentro de una relación tóxica, para evitar estar solos en la vida. La conocida soledad acompañada es más habitual de que lo que mucha gente pueda pensar en un principio.

No pasa nada por no tener pareja ya que es mucho mejor el estar solo que el estar inmerso en una relación poco saludable, que no tiene futuro y que está condenada al fracaso.

La soltería es una opción de vida totalmente válida

Al igual que ocurre a la hora de tener pareja, el estar soltero es una opción de vida muy válida. No es aconsejable el tener una relación con otra persona en la que el amor brilla por su ausencia y la toxicidad está a la luz del día. Muchas de las parejas de hoy en día fracasan debido a que no existe verdadero amor por las partes y la relación se forma debido a una dependencia emocional importante y al deseo de no estar solo en la vida.

El gran vacío de la soledad acompañada

La soledad acompañada provoca un gran vacío a la persona que la sufre. Se puede tener cerca a la pareja desde el punto de vista físico pero a nivel emocional el vacío es bastante importante. Hay una serie de elementos o de hechos que pueden indicar que una persona sufre soledad acompañada dentro de la pareja:

  • La pareja no le escucha, lo que resulta bastante doloroso a nivel emocional.
  • Hay un desinterés absoluto por las posibles metas o sueños a realizar de manera mutua por la pareja.
  • La parte perjudicada siempre es culpable de todo y no existe comunicación a la hora de solucionar los diferentes problemas que se originan dentro de la pareja.

Estas señales indican que la pareja no es la deseable y que se ha instalado dentro de la misma la citada soledad acompañada. No merece la pena sufrir solo por tener pareja y es mucho más preferible el estar solo. El tener una relación debe ser cosa de dos y debe una implicación total por parte de ambas personas.

soledad pareja

El daño emocional de la soledad acompañada

Una relación tóxica no es buena para nadie y puede causar graves daños emocionales en la persona que la sufre. El tener pareja y sentirse solo es algo que no se debe permitir ya que las heridas emocionales de tal situación son bastante importantes. Ante ello lo mejor es terminar lo más pronto posible con dicha relación e intentar rehacer la vida, ya sea solo o con otra persona que consiga que la pareja sea saludable.

En definitiva, no es necesario el tener pareja o estar con una persona por el simple hecho de huir de la soledad. Hay veces que a pesar de tener una determinada relación, la persona sigue estando sola. Ello es lo que se conoce como soledad acompañada y en dicha relación no hay nada de amor ni de afecto, algo que es necesario para que una pareja pueda funcionar.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.