La sencillez, la nueva tendencia en vestidos de novia 2017

Vestidos novia minimalistas

Quizá sea porque la situación económica mundial no permite pensar en el derroche o tal vez se trate de los típicos vaivenes de la moda pero la época de los vestidos de novia inspirados en el barroco han sido desterrados de la escena. Hoy se estila pensar en el minimalismo a la hora de diseñar el vestido de bodas.

Dicen que menos es más y algo de eso hay en las nuevas tendencias en vestidos de novia de 2017. Muchos de los diseños se han asomado en las principales pasarelas nupciales del mundo, como Londres, Barcelona o Nueva York y lo que ha aflorado es la ausencia de excesos y el valor por los tejidos y los cortes de líneas simples aunque no exentos de glamour.

La nueva escena 2017

Vestidos de novia sencillos

Muchos de los diseños que fueron presentados por los principales protagonistas de la moda nupcial comparten este gusto por la sencillez aunque con esto no queremos decir que se trata de propuestas poco pensadas sino, muy por el contrario, en vestidos de novia simples pero perfectos. Quizá ese ha sido el gran desafío de estos modistos: el poder lograr elegancia y sofisticación sin apelar a los típicos guiños de la moda. Si bien hay algunos detalles que no faltan como la pedrería o los lazos, muchos de los modelos son sobrios y presentan pocos elementos secundarios.

Dentro de la colección de vestidos de novia 2017 de Pronovias se asoma un vestido que sigue la línea del cuerpo, diseñado con un tejido que cae como deben caer los tejidos cuando son de buena calidad y un escote cerrado ideal para mujeres altas.

En la colección de novias 2017 de Cristina Tamborero se observa la misma tendencia con un vestido con escote corazón y falda de línea “A” que casi no tiene costuras pero es muy sensual. También aparecen los vestidos “Comunión”, que son esos diseños muy simples y naif, inspirados en los vestidos de comunión más clásicos, de manga larga y con la cintura marcada.

Algunos diseñadores han apelado a la magia de las sedas para crear sus vestidos de novia minimalistas sabiendo que se trata de un tejido muy noble a la hora de caer. Esto, por supuesto, siempre y cuando se tenga el ojo clínico como para saber donde clavar la aguja y que el tejido no atente contra las imperfecciones del cuerpo, algo muy frecuente en el caso de la seda, un tejido tan delicado como riesgoso.

Fely Campo se ha lucido con un vestido de novia minimalista que no tiene desperdicio: de manga larga y cuello barco, es de una sencillez pocas veces vista, con líneas muy sencillas y una falda que cae y marca la figura pero es suelta al mismo tiempo.

Una propuesta variada para las novias 2017

Novias minimalistas

También están las propuestas más románticas, donde abundan las gasas que naturalmente regalan ese aire fresco que no falla con el estilo minimalista. Este tipo de tejidos puede usarse de muchas formas, tanto en las mangas como creando una segunda falda por encima de una falda más ajustada.

Entre los detalles a los que más apelan los vestidos de boda minimalistas el bordado lleva la delantera, quizá porque acompaña pero sin resaltar. Bien pensados, los bordados son delicados y románticos, aportan la novedad pero sin atraer toda la atención y ese es el gran secreto que esconden los diseños que se amparan en la simpleza y la humildad.

En otros casos, el secreto está siempre en el tejido seleccionado, desde el plumettí hasta aquéllos que combinan muy bien con los diseños más clásicos de vestidos de novia pero tienen una caída perfecta para regalar ese aire despojado del minimalismo.


Categorías

Bodas

Maria Alm

Soy Argentina, Licenciada en comunicación social, periodista y redactora de contenidos digitales. Y además acuariana y curiosa. Me gusta espiar... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *