La sandía, pocas calorías y muchos beneficios

SandiaLa sandia es ligera, antioxidante y diurética, además aporta agua y minerales esenciales para el correcto funcionamiento del organismo. Además, no engorda y tiene muchísimas propiedades saludables.

Su alto contenido de licopeno, la convierte en una arma poderosa contra problemas cardiovasculares y contra los radicales libres. También está demostrado que reduce el riesgo de padecer algunos tipos de cáncer, principalmente el de páncreas, pulmón, colón y próstata.

La sandia además reduce la retención de líquidos y está especialmente indicada en personas que sufren de cálculos renales, ácido úrico o hipertensión. Otro beneficio que tiene su consumo es que tiene propiedades depurativas, porque ayuda a eliminar sustancias de desecho a través de la orina.

Para potenciar sus beneficios, es recomendable tomarla en forma de jugo, incorporando también las semillas bien trituradas.

¿Cómo elegir una buena sandia?
Hay que elegir aquellas con manchas amarillas en la cáscara, para asegurarnos su madurez. Si las manchas son blancas o verdosas, significa que se recogió antes de tiempo y por lo tanto no tendrá sabor. Tomarla con la mano y darle unos golpes con la palma de la otra. Si suena hueca, es que está en su punto. Si la compramos en trozos, debemos asegurarnos de que la carne sea firme y jugosa.

¿Cómo conservarla?
Entera puede conservarse durante un mes a temperatura ambiente. Una vez abierta, guardarla en el refrigerador cubierta con papel plástico para que no se seque. Intentar que la temperatura no baje de los 7º C, ya que la sandía es muy sensible al frío y podría dañarse.


Categorías

Nutrición

Mujeres con Estilo

Mujeresconestilo era una web sobre belleza, moda, salud y otros consejos para la mujer. Actualmente está integrada dentro de Bezzia.com para formar... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *