La sal rosa del Himalaya y sus usos en belleza

La sal rosa del Himalaya es conocida como la sal más pura de todo el planeta. La sal habitual, la que conocemos y utilizamos a diario en los alimentos, ha sido procesada con químicos, por lo que de ninguna manera es tan beneficiosa para nuestro organismo como esta sal más pura, en la que no hay procesos químicos.

Es por esto por lo que la sal rosa del Himalaya se ha convertido en un imprescindible en esas mesas que buscan alternativas más sanas para los alimentos diarios. Pero más allá de sus beneficios al añadirla a las comidas, encontramos en esta sal de color rosa un gran aliado de belleza para nuestra piel.

Qué es la sal rosa del Himalaya

La sal rosa del Himalaya se vende en forma de cristal rosado, y se encuentra en las minas de sal de las montañas de Pakistán. Está considerada como la sal más pura de todo el planeta, y por ello el coste va a ser mayor que el de la sal común. Sin embargo, siempre tendremos la gran ventaja de que estaremos ante un producto natural, en el que no hay procesos químicos por medio. Esta sal cuenta en su composición hasta 84 elementos que son buenos para nuestro organismo, desde calcio a magnesio, zinc, hierro o yodo.

Beneficios de la sal rosa

El consumo de cualquier tipo de sal, debe moderarse, lo cierto es que si vamos a tomar una, esta debe ser de calidad, como la sal rosa del Himalaya. Una sal en la que no hay procesos químicos y que por eso es mucho mejor para nuestro organismo. En cuestión de salud estamos hablando de una sal que no inflama los tejidos y que nos ayuda a equilibrar el Ph de la sangre, a mantener un buen nivel de glucosa en sangre, ayuda a prevenir la osteoporosis y las varices. Sus propiedades son muy buenas y por ello es una gran alternativa a la sal de toda la vida, que no resulta tan saludable como esta.

Sal rosa del Himalaya como exfoliante

Si para algo se puede utilizar esta sal de color rosa es como un estupendo exfoliante natural para la piel. Para hacer un buen exfoliante natural para la piel, podemos utilizar una cucharada de aceite de oliva por cada dos cucharadas de sal del Himalaya. Lo utilizas sobre la piel dando ligeros y suaves masajes. Esto no solo ayudará a retirar las pieles muertas en la piel para dejarla más suave, sino que también ayudaremos a mejorar la circulación y en determinadas zonas estaremos combatiendo la celulitis. Cuando tengamos el masaje listo, solamente debemos retirar en la ducha los restos. Finalmente, para una piel perfecta, utilizaremos crema hidratante, lo que la dejará más suave.

Sal rosa del Himalaya para el acné

Esta sal rosa es perfecta para las pieles con acné. Entre sus propiedades a la hora de utilizarla en la piel tenemos la de que es un producto astringente y antibacteriano. Esto quiere decir que inhibe la producción de sebo, lo que ayuda a que no se creen tantas bacterias e impurezas en la piel, pero también acaba con esas bacterias, al mismo tiempo que exfolia la piel y la deja suave. Para hacer un buen tratamiento contra el acné se suele mezclar con agua mineral y con unas gotas de aceite de rosa de mosqueta, que ayudará a cicatrizar la piel para que no queden marcas.

Sal rosa del Himalaya para el baño

Otra forma de utilizar esta sal es como si fuesen las sales de baño de siempre, ya que ayuda a nuestro organismo desde fuera. Entre los grandes beneficios de esta sal se encuentra ayudar a la piel a superar problemas como los eccemas o la psoriasis.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *