La relación perfecta empieza siempre por el amor a una misma

Pasamos gran parte de nuestra vida soñando, buscando y esperando la relación perfecta. Ahora bien ¿Existe realmente la persona ideal o esa relación afectiva capaz de darnos esa felicidad esperada? Soñar no es malo, al contrario, fija en nuestra existencia unos objetivos determinados, sin embargo, hay que tener algo claro: antes que una relación perfecta hay que conseguir ser feliz con una misma, sentirnos orgullosas por como somos y valorarnos como personas.

Una persona que no se ama a sí misma, es una persona llena de vacíos que a su vez, proyectará esas necesidades en el ser amado, esperando siempre que la satisfagan. Que cierren sus heridas, que alivien sus miedos y que pongan muletas a sus carencias. Y si esto no ocurre, si no se cubren todas nuestras necesidades, seremos infelices. ¿No sería mejor entregarnos a nuestra pareja siendo personas maduras, completas y con una alta autoestima? Hablemos hoy en Bezzia sobre la importancia de amarse a una misma.

1. El amor propio, clave en las relaciones de pareja

Amarse a uno mismo no es ser egoísta, es respetarse, es valorarse como persona y decirse que en esta vida, merecemos ser felices y a su vez, merecemos que alguien nos quiera tal y como nosotras deseamos. Pensar y actuar de este modo no es ningún acto de prepotencia ni de aparente egoísmo, es el pilar fundamental sobre el que levantar nuestra autoestima, y la forma más saludable de poder llevar a cabo una relación personal madura y emocionalmente equilibrada.

Te indicamos cuáles son las dimensiones básicas por las cuáles, el amor propio, puede ayudarnos a construir una relación perfecta de pareja.

1. No debes “necesitar” a nadie para ser feliz

Puede que esta frase te haya sorprendido, puesto que en nuestras relaciones de pareja es más que habitual decir aquello de “te necesito, sin ti no sabría que hacer”, “sin ti mi vida no tiene sentido y te necesito a mi lado para ser feliz”. Bien, es necesario que aclaremos antes unos importantes aspectos:

  • Desde el momento en que “necesitas” algo o alguien, estableces una clara dependencia, y ninguna dependencia es saludable.
  • Si necesitamos a alguien para ser felices, significa a su vez que centramos todas nuestras esperanzas, pensamientos y objetivos en esa persona en concreto. Si esta persona nos falla, nuestro mundo se viene a bajo, y esto es un riesgo demasiado elevado.
  • Necesitar, supone establecer un apego inmaduro en el cual, sometemos a su vez a la otra persona a cubrir nuestras “necesidades”, nuestras “ansiedades” y vacíos. Esto no es una relación donde los dos miembros se ofrecen en libertad, hay un vínculo tóxico que seguramente, acabe generando celos y desconfianzas. Si yo te necesito para ser feliz, siempre tendré miedo de perderte, siempre estaré alerta…
  • Lo ideal, es establecer una relación de pareja donde uno y otro nos complementemos, elegimos llevar una vida juntos ofreciéndonos en libertad pero a su vez, permitiendo el crecimiento personal de la persona amada. Lejos de necesitar, “elegimos al otro” sin obligarlo a nada, sin someterlo a la necesidad de aliviar mis miedos o mis carencias.
  • Si yo me quiero a mi misma, y me valoro como persona “completa”, no necesito a otra persona que haga de “media naranja” para mi. Yo busco a otra persona igual de completa y madura para enriquecernos entre los dos, sin apegos asfixiantes, sin miedos, sin celos ni desconfianzas.

2. Amarse a una misma sin temer a la soledad

Seguro que has oído hablar en alguna ocasión de las relaciones de pareja dependientes. Tanto si tú misma o alguien de tu círculo social lo ha vivido, ya sabes sin duda el sufrimiento que ello ocasiona, y lo tóxico que llega a ser un amor que presiona, que ejerce el control y que manipula buscando únicamente el beneficio propio.

Es importante saber que los elementos clave que nutren este tipo de relaciones son los siguientes:

  • Una autoestima muy baja que permite que acabemos sometidas a la voluntad de una persona que nos manipula, que lleva las riendas de la relación según sus propios intereses.
  • Lejos de romper cuanto antes este tipo de relaciones tóxicas, muchas mujeres las alargan en el tiempo o bien por miedo, o en ocasiones, porque temen quedarse solas. No sabrían qué hacer sin esa persona a su lado, no conciben o no entienden una vida sin alguien a su lado. Es algo muy peligroso.

Es posible que la relación perfecta no exista, al igual que tampoco existen las personas “perfectas e infalibles”, es algo que debemos tener claro. Ahora bien, lo que sí es real, es que todos merecemos ser felices, y todos somos capaces de desplegar recursos propios que nos pueden ayudar a disfrutar de una relación de pareja saludable, y llena de ilusión en ese día a día, que de verdad nutre la auténtica felicidad en la pareja:

  • Antes de buscar a la persona ideal, conviértete tú en esa persona con la cual merece la pena estar. Sé quien de verdad aspiras, trabaja tu autoestima, cumple tus sueños, defiende tus valores y defiende siempre tu voz y tu opinión.
  • Nunca le tengas miedo a la soledad. Una persona que no tiene miedo de ella misma y que sabe disfrutar de sus instantes en solitario, es alguien sin ego, alguien que sabe ser humilde para reconocerse a ella y a los demás.
  • Si no temes estar sola, tampoco tendrás miedo a dejar a esa pareja que te hace daño. Si cuentas con una buena autoestima, con equilibrio emocional y madurez, serás alguien capacitada no solo para ser feliz, sino para ofrecer una auténtica felicidad a los demás.

 



Soy psicóloga y escritora, me gusta hilar el conocimiento con el arte y las múltiples posibilidades de la imaginación; me inicié en los estudios sobre el comportamiento humano por mi necesidad de ahondar en esa eterna necesidad por saber y comprender, por descubrir qué motiva lo que somos y qué misterios nos encierran. La búsqueda nunca tiene fin… Mi vida no sería la misma sin la escritura, me define y me motiva: dispongo de premios literarios y de varios libros publicados: “Los lobos de Serieva”, “El cuaderno azul de El Cairo” y una obra para el público juvenil, “Hada Oscura”. Colaboro en varios blogs en los que disfruto aportando ideas y aprendiendo a su vez de las personas, espacios como “La mente es maravillosa” o “Mejor con salud”, me permiten seguir en este apasionante camino por entender lo que somos, es una aventura que sin duda, no encontrará final en esta puerta siempre entornada por las dudas y los misterios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.