La prueba del talón del bebé

Si acabas de ser madre o padre, uno de los momentos más difíciles por los que tendrás que pasar a la hora de tener un hijo es por la popular prueba del talón. A través de dicha prueba analizan la sangre de tu pequeño para tratar lo más pronto posible enfermedades metabólicas como el hipotiroidismo o la fibrosis quística. Si dichas enfermedades se diagnostican tardíamente pueden provocar graves problemas en la salud del bebé e incluso poner en grave riesgo su vida.

La prueba consiste en un pinchazo en la zona del talón y se suele hacer a los pocos días de nacer. Acto seguido te hablo un poco más de la misma para que sepas más concretamente en qué consiste dicha prueba.


Enfermedades que se detectan con la prueba del talón

Con la prueba del talón se busca el prevenir y tratar futuras enfermedades metabólicas que llegan a incidir de una manera negativa en órganos tan importantes como el corazón o los pulmones o en el buen desarrollo del pequeño. La gran mayoría de estas enfermedades son de carácter genético y se suelen heredar de padres a hijos. Como ya he comentado más arriba gracias a este análisis de la sangre del pequeño se pueden detectar enfermedades como el hipotiroidismo congénito, la fibrosis quística, la tirosinemia o la hiperplasia suprarrenal congénita. Es por ello que resulta tan importante el realizar dicha prueba al bebé recién nacido.

 ¿En qué consiste la prueba del talón?

La prueba del talón consiste en un pequeño pinchazo poco profundo en la zona del talón, dejando gotear un poco de sangre para impregnar con la misma un papel que se envía al laboratorio y analizar la misma para descartar alguna de las enfermedades arriba citadas. En la mayoría de las ocasiones el bebé siente el dolor del pinchazo y llora de una forma descosolada por lo que es aconsejable el acariciar continuamente al pequeño con el fin de tranquilizarlo y evitar que lo pase muy mal. Los expertos en el tema aconsejan el realizar dicha prueba durante los primeros días de vida del bebé, concretamente en las primeras 48 y 72 horas y detectar de esta manera lo antes posible cualquier tipo de afección o enfermedad que pudiera tener el bebé.

Además de la sangre en dicha prueba se suelen recoger los datos del pequeño junto con los de la familia para facilitar el envío de los datos obtenidos en los análisis y los padres puedan conocer lo más antes posible los resultados de dicho análisis de sangre. En el caso de que la prueba del talón salga positiva se debe repetir la misma para asegurarse de que no ha habido ningún fallo y que la prueba es totalmente válida. Si sigue saliendo positiva y se confirma que el bebé padece algún tipo de enfermedad metabólica, se debe empezar el tratamiento lo antes posible para evitar posibles complicaciones de salud. Los padres recibirán asesoramiento por parte de un especialista para que sepan manejar el problema lo mejor posible y el bebé pueda sobrellevar dicha afección en el día a día.

Como has podido ver la podido ver la prueba del talón es necesaria y bastante importante ya que permite detectar alguna que otra enfermedad metabólica y salvar la vida del pequeño. Se trata de una prueba gratuita que todos los hospitales están obligados a hacerla y aunque es un momento muy duro para cualquier padre ya que el bebé llora mucho, es esencial hacerla lo más antes posible. Espero que te haya quedado bastante claro en qué consiste la famosa prueba del talón y por qué es tan importante.


Categorías

Bebés

Maria Jose Roldan

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *