La prediabetes, el paso anterior a la diabetes, conoce cómo se presenta para detener su formación

 

Todos hemos oído hablar o conocemos de primera mano lo que es la diabetes tipo 2: estamos ante una enfermedad grave a la que muchos consideran ya una epidemia mundial.

Quizá no hayas escuchado las palabras prediabetes, sino directamente diabetes. La prediabetes significa que tus niveles de azúcar en sangre son más elevados que la media, aunque no tan altos como para detectar y sentenciar que se padece diabetes en concreto.

La prediabetes no suele presentar síntomas claros, por esta razón, tenemos que prestar atención a las señales de nuestro cuerpo y realizarnos chequeos médicos para poder detectarla tanto a la prediabetes como a la diabetes de cualquier tipo. A día de hoy, tras la importancia que se le da a la alimentación que tenemos diariamente en la sociedad escuchamos muchas veces las palabras diabetes tipo 2, una enfermedad grave que se está propagando cada vez más. Una enfermedad que te marca de por vida, ya que no tiene solución total.

El cuerpo cuando pierde la capacidad de controlar los niveles de azúcar en sangre, y no nos damos cuenta y esta condición persiste en el tiempo, deriva en la aparición de la diabetes. Nosotros mismos no podemos saber cómo nuestro cuerpo está trabajando y si lo hace bien, ya que los síntomas no son dolorosos, por esta razón, tenemos que ser conscientes y acudir al médico una vez al año para hacernos un análisis de sangre para que controle que todo esté en orden.

Si cuando acudimos al doctor, nos diagnostica prediabetes, tenemos mucho riesgo de terminar padeciendo diabetes tipo 2, que derivan en problemas cardíacos y accidentes cerebrovasculares.

Presta atención al consumo de azúcar

Si te diagnostican prediabetes no significa que termines padeciendo diabetes completamente, sí que existe una relación directa pero no quiere decir que la contraigas. Sin embargo, hay que tomar medidas y seguir las pautas médicas pertinentes, chequeos periódicos y cuidar muy bien la alimentación.

El problema de estas enfermedades es que no presentan síntomas detectables o muy evidentes, aunque si se padece podemos vernos envueltos con varios problemas de salud:

  • Los altos niveles de glucemia causan daño en los nervios, es decir, dolor de piernas y entumecimiento. 
  • Eleva el riesgo de sufrir obstrucciones arteriales, dan lugar a accidentes cerebrovasculares y ataques cardíacos.
  • Los riñones son muy sensibles y pueden dañarse debido a los altos niveles de azúcar, pueden ocasionar insuficiencia renal.
  • Podemos sufrir ceguera. 
  • Podemos ser más sensibles a las infecciones porque se altera la función de los glóbulos blancos. 

Personas con predisposición a padecer prediabetes

  • Personas con antecedentes familiares. 
  • Pacientes con sobrepeso.
  • Personas con más de 45 años. 
  • Los que tienen grasa abdominal. 
  • El sedentarismo.
  • Sufrir ovarios poliquísticos. 
  • Mujeres que sufrieron diabetes durante el embarazo.

Síntomas de la prediabetes

Al igual que la diabetes, la prediabetes tarda años en surgir y no suele presentar síntomas claros para detectarlo. Sin embargo, los médicos que sí que han agrupado un listado de síntomas que suelen repetirse en los pacientes.

  • Tener mucha sed.
  • Cansancio y fatiga.
  • Aumento de las ganas de miccionar.
  • Infecciones constantes.

Los síntomas son muy generales y difusos, por esta razón, tampoco queremos que la gente se alarme si empieza a darse cuenta de que sufre alguno de ellos, no significaría nada en concreto. Siempre recomendamos que ante la duda se acuda al médico para verificar que todo está bien, la salud es lo primero.

Pruebas para detectar la prediabetes

  • Medir la glucosa en ayunas: es la prueba más común. Se basa en un análisis de sangre que mide los niveles de azúcar después de haber ayunado como mínimo 8 horas.
  • Hay que ver que los niveles si están entre los 100 y los 125 miligramos por decilitro se considera que hay prediabetes.
  • La segunda prueba es la tolerancia de la glucosa. Para realizarla bebemos una bebida azucarada, pasada dos horas se realiza un análisis para ver cómo trabaja el cuerpo. Si los niveles se encuentran entre 140 y 200 mg/dl hablaríamos de prediabetes.

Prevén la prediabetes

Aunque algunos de nosotros estamos destinados a sufrir diabetes, no está todo perdido, podemos atrasar su aparición si seguimos unas pautas saludables, cuidar la alimentación y realizar ejercicio es primordial para mantener a raya esta enfermedad.

  • Dieta mediterránea, debemos cuidar la alimentación, la dieta mediterránea es perfecta para conseguirlo, une frutos secos, verduras, cereales integrales, carnes magras, etc.
  • Cuida tus cambios de peso.
  • Realiza ejercicio moderado, no es necesario machacarse en el gimnasio ni sufrir con el deporte, busca en el deporte diversión y bienestar.
  • Aumenta el consumo de vitamina D. 

Un comentario

  1.   Elisa Flores dijo

    Interesante información. Podéis obtener más información en artículos relacionados en http://www.insulclock.com/insulblog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *