La organización de los armarios: Conservar en buen estado la ropa

Pequeños o grandes, profundos o estrechos, normales o empotrados, los armarios de la casa, destinados a la ropa familiar, casi siempre, sobre todo en fin de temporadas o estación, están desordenados. Por el contrario, siempre deben permanecer ordenados puesto que es así como únicamente se aprovecha el espacio útil en ellos al máximo, que en ocasiones suele ser bastante escaso por el resto del hogar (sobre todo en casas y pisos modernos).

Si se quiere tener los armarios impecablemente ordenados, lo ideal es guardar en ellos sólo la ropa de temporada, teniendo en cuenta que los vestidos ocupan la mayor parte del espacio y/o trajes de chaqueta ocupan la mayor parte del espacio. También hay que reservar sitios para los zapatos, si no disponemos de un zapatero, y la ropa de cama si no se dispone de un armario o mueble auxiliar disponible para ello.

Por otro lado, un armario nunca está debidamente ordenado si su interior no está perfectamente limpio, y esto tiene mucho que ver con la segunda parte de nuestro artículo: la conservación en buen estado de nuestra ropa. La limpieza a fondo, además, es una buena ocasión para desprenderse de aquellas prendas de ropa o complementos que llevemos años sin utilizar y sepamos con total seguridad que no volveremos a utilizarlos.

Para limpiar el armario, es aconsejable una vez quitado el polvo, pasar una bayeta húmeda en la mezcla de agua con producto para maderas y después secar esta humedad. Pero, ¿por qué hacemos tanto hincapié a esta limpieza de armarios? Porque la suciedad es un foco de atracción y de cultivo de multitud de ácaros y polillas.

¿Cómo podemos organizar los armarios?

Con el fin de conseguir una buena distribución del interior del armario, hay que tener en cuenta antes de ordenarlo el número de estantes y cajones así como el espacio del que disponemos para perchas. Esto nos ayudará a clasificar mejor nuestra ropa.

Si un armario es compartido por dos o más personas, deberemos delimitar muy bien los espacios. Así se dispondrán de estantes y cajones sólo para la ropa de un miembro y otros estantes y cajones para el otro miembro que acceda a ese armario. Para su correcta identificación podemos poner algunas etiquetas con el nombre de cada uno en los cajones o estantes y elegir un color distinto para las perchas que cuelguen la ropa de cada miembro de la familia.

Para aprovechar mejor este espacio y sobre todo para no desordenar el armario demasiado, es conveniente que la ropa y los complementos de mayor uso estén más a mano que aquellos que no usamos tanto. Los estantes por ejemplo, son los más idóneos para poner los jerseys, ya que así quedan a la vista y se facilita la tarea de elección a la hora de vestirse. Si los estantes son demasiado profundos, pondremos detrás aquellos que no se usan a diario y delante los que sí. Por ello también os recomendamos, elegir un estante para los jerseys de tejido grueso y otro para los de tejido fino y/o algodón.

Por otro lado, las camisas y blusas, que son prendas que se arrugan con más facilidad si recomendamos colgarlas en perchas. Además, no ocupan tanto espacio colgadas de esta forma. También colgaremos chaquetones, abrigos, cazadoras y gabardinas, pero en el otro lado de donde hemos colgado camisas y blusas para no mezclarlas y que estas no se arruguen.

La conservación de la ropa

A continuación, vamos a daros una serie de consejos generales para que la ropa se conserve en buen estado el mayor tiempo posible:

  • Es necesario tomar ciertas precauciones antes de guardar la ropa en el armario, para evitar su deterioro y el de las otras prendas.
  • Nunca guardaremos los abrigos, las chaquetas o las cazadoras inmediatamente después de haberlos usado. Así como tampoco el resto de ropa que no sea de lavado diario. Los prendas se han de dejar colgadas durante cierto tiempo fuera del armario para que se desprendan de los olores que han podido coger durante todo el día (tabaco, comidas, polución, etc.).
  • Los trajes o chaquetas que no se usen al día siguiente, se cepillarán para quitarles el polvo antes de ser guardados en el armario. Así se evita la acumulación de suciedad tanto en la prenda como en el guadarropa.
  • Para alargar la vida de los jerseys, debemos lavarlos con jabón neutro y del contrario, es decir, dados la vuelta. De lo contrario, se ha de seleccionar un producto especial para prendas delicadas. Se dejarán secar colgados en el tendedero y rara vez usaremos la secadora con ellos, a no ser que sea realmente necesario.

Esperamos que estos consejos para cuidar de nuestra ropa y ordenar nuestros armarios os haya resultado de utilidad. ¿Qué método sigues tú para ordenar el armario de tu habitación?


Categorías

Hogar

Estudiante de Psicología, monitora educacional y con múltiples aficiones. Una de mis pasiones es la escritura y otra es ver vídeos y leer de todo lo relacionado con la belleza, el maquillaje, tendencias, cosmética, etc... Así que este lugar es perfecto ya que puedo dar rienda suelta a lo que me gusta y mezclar ambas aficiones. Espero poder compartir con vosotros lo que conozco del tema y que seáis vosotros también los que me ayudéis a mí a seguir conociendo cosas sobre esta temática con vuestros comentarios. Gracias por leer Bezzia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.