La miel como ingrediente principal de tu belleza


Aunque te parezca mentira, la miel desde hace siglos ha sido usada para otras cosas que como producto alimenticio. En concreto ha sido desde siempre uno de los mejores recursos naturales para cuidar la piel de las mujeres, gracias sobretodo a sus increíbles propiedades humectantes. ¡Ideal, por lo tanto, para las que tienen problemas de piel seca!
Pero no solo es un gran humectante para la piel seca, la miel se puede usar en casi todas las ocasiones, en función de con que elementos se combine para aumentar sus propiedades. Por ejemplo, también puede ser una gran mascarilla facial para limpiar el cutis o un antioxidante. De la misma manera tiene aplicaciones positivas en la cicatrización de heridas y en el tratamiento del acné.

Existen muchas recetas naturales que cuentan con la miel como ingrediente principal y que la combinan con otros elementos, según para que se vayan a usar. Te proponemos algunas mascarillas para que te ayuden a mejorar el estado de tu piel. Elige la que mejor se adecua a tus necesidades:
La mascarilla de miel y limón te dará resultados excepcionales para limpiar la piel y equilibrar las grasas de tu cutis. En cambio, si la combinas con arcilla (en mayor cantidad que la miel) te encontrarás con una mezcla excelente para ayudar a limpiar tu piel y, a la vez, alimentar tu cutis. Por otra parte la mascarilla hecha a base de miel y avena es un excelente exfoliante y limpiador de tu cutis, mientras que la que lleva huevo está indicada para la piel deshidratada y seca.
Imagen: Colombia


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *