La mantequilla también es perfecta para el cabello dañado

Cabello sedoso

Claro que al pensar en mantequilla también se nos viene a la cabeza que quizás al usarla en el cabello dañado nos lo deje demasiado aceitoso. Pues no, nada más lejos de la realidad ya que son muchas las veces que recurrimos, por ejemplo, al aceite de oliva para tratar nuestros problemas de pelo seco y encrespado.

Es por ello que con la mantequilla sucede algo similar y de ahí que está especialmente indicada cuando lo tenemos deshidratado y también con las puntas abiertas. Vamos, que se sabe que necesita una reparación profunda cuanto antes y hoy, se la vamos a dar. Así que, no te pierdas esta idea porque es muy sencilla y con buenos resultados.

Para poder ver nuestro pelo mucho más suave y con un brillo extra, entonces necesitaremos el remedio de hoy. Para elaborarlo solo necesitamos es un trozo de mantequilla. Éste siempre va a depender de lo largo que tengamos nuestro cabello. Recueda que debes de comprarla sin sal ya que ésta suele resecarlo y no es lo que queremos, sino todo lo contrario.

Ahora, podemos mojar un poco el pelo con agua tibia o bien, aplicar un poco de aceite de coco o ese spray que nutre en profundidad, pero solo un poco. Vamos a derretir mientras la matequilla y la iremos aplicando por todo el pelo. Eso sí, puedes ayudarte de un pincel para que te sea más sencillo, insistiendo siempre en la zona de las puntas porque ellas necesitan de todos nuestros cuidados. Cuando lo tengamos listo, solo queda envolver el cabello en un gorro y terminar con una toalla que esté caliente y húmeda.

De esta manera, podemos seguir haciendo nuestras cosas durante unos 30 minutos que será el tiempo perfecto para que la mascarilla actúe. Pasados estos minutos ya solo queda lavar como de costumbre y verás que no queda nada de grasa sino todo lo contrario, ya que el pelo estará más manejable y muy suave.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *