La manicura de moda: Espacio negativo

Manicura espacio negativo

La nueva tendencia en manicura ha sido bautizada como “espacio negativo”. Los amantes del arte o la fotografía probablemente sepan a que se refiere dicho termino; el resto os estaréis preguntando: ¿que es el espacio negativo? y ¿que tiene que ver éste con la manicura?

Digamos que el espacio puede ser catalogado como positivo o negativo. En una fotografía el espacio positivo es aquello que queremos fotografiar, el o los elementos principales; el espacio negativo por su parte es el espacio que existe entre estos, el “vacío”, aquello que no tiene relevancia. Dicho esto ya podemos entender mejor en que consiste la manicura “espacio negativo” y lo que es mas interesante, llevarla a la práctica con los siguientes ejemplos.

Una única mitad coloreada, un fino trazo de purpurina, un detalle difuminado… Perfectos y estructurados o imperfectos y ligeramente emborronados; esa es la dualidad de una tendencia que hemos visto sobre la pasarela y que podemos recrear con herramientas sencillas.

Manicura espacio negativo
¿Que necesitamos para recrear estas propuestas de pasarela? Imprescindible un esmalte de uñas por supuesto. Además, podriamos necesitar un palito de madera, una esponja, celo… dependerá del tipo de motivo que queramos recrear.  Experimentar, es la mejor forma de determinarlo.

La forma minimalista de esta tendencia nos invita a dibujar finos trazos siguiendo la curva inferior de la uña o bien marcando la zona inmediatamente opuesta, la exterior. Para lograr la primera propuesta, vista en desfile de Rodarte, se pintó toda la uña de azul y se fue borrando después la pintura hasta lograr esa fina línea emborronada. Otra propuesta minimal es la de dibujar algunos puntos negros con un palito o pincel fino.

Manicura espacio negativo

El resto de propuestas requieren algo mas de pintura. El zig zag violeta de Prabal Gurung, la fina línea sin pintar de Nonoo y el efecto difuminado color coral de Monique Lhuiller, se encuentran, sin duda, entre mis favoritos. Para el primero necesitarás un pincel o palito fino; para el segundo, un trozo de celo para delimitar la linea central; para el tercero; una esponja especial.

¿Y para la noche? Purpurina, pintando medias lunas y/o una línea central en la uña.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *