La limerencia o la obsesión por el amor

expectativas de pareja

El enamorarse es una etapa de la vida maravillosa, que experimentan muchas personas a la hora de comenzar una determinada relación. En dicho momento, la persona recibe todo tipo de emociones de una manera intensa que con el paso del tiempo se estabilizan y fortalecer de tal manera tal relación. Todo ello ayuda a que la pareja se vaya afianzando frente a la persona amada.

La limerencia es un trastorno que aparece cuando la persona tiene una necesidad obsesiva de ser amado y correspondido.

En qué consiste la limerencia

La limerencia es un trastorno de carácter obsesivo y compulsivo que tiene una persona frente a otra a la que ama. Tal obsesión por el amor se manifiesta a través de una gran dependencia emocional y de ciertos pensamientos obsesivos que no son nada sanos para la relación. Una cosa es el estar enamorado y otra totalmente diferente el mostrar cierta conducta egoísta y compulsiva frente al deseo de amar y de ser amado.

Cómo detectar la limerencia

Hay una serie de síntomas que pueden hacer advertir que una persona sufre limerencia:

  • Todo gira en torno a la persona amada. Los pensamientos se tornan en una obsesión hacia la otra persona de la relación.
  • La persona que sufre tal trastorno tiene un gran miedo al rechazo de la persona amada. Ello le genera una gran ansiedad en la vida diaria.
  • Dicho temor a que no sea correspondido, genera una serie de conductas de tipo compulsivas como el preguntar a todas horas sobre los sentimientos generados en la relación.
  • La limerencia puede provocar que la persona que sufre tal trastorno tenga de manera habitual pensamientos distorsionados de la realidad. Ello da lugar a que pierda el control de sus emociones.

pareja hablando desde el amor

  • El pensar en todo momento que la otra persona pueda rechazarlo, hace que se tenga una serie de pensamientos negativos sobre la persona amada.
  • Si la persona sufre limerancia, va a idealizar en todo momento a la persona amada. La idealización es tan extrema que no se puede asumir en ningún momento que la persona tenga ciertos defectos o que se pueda equivocar.
  • En los casos más extremos y más graves, la persona con el trastorno considera que la vida no tiene ningún sentido si no está junto a la persona amada.
  • Es normal que si se sufre limerencia, la persona tenga serios problemas emocionales como la ansiedad o la depresión. La autoestima y la confianza también se ven minadas ya que las mismas dependen de lo que piense la otra parte de la pareja.

En definitiva, la limerencia es un trastorno obsesivo compulsivo que poco tiene que ver con el hecho de estar enamorado de otra persona. La relación o la pareja pasa a segundo plano, ya que lo que importa es el deseo egoísta de ser amado. Se trata de una relación tóxica ya que la persona con tal trastorno no puede llevar una vida normal, girando todo en torno a la persona amada. Una relación sana debe cimentarse en el respeto, en la confianza y en el amor a partes iguales. El amor es cosa de dos y el mismo no se puede construir a raíz de una conducta obsesiva y egoísta.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.