La infidelidad, el dolor que siempre perdura

Según datos del CIS (Centro de Investigaciones Sociológicas) y del  National Opinion Research Center´s General Social Survey, la infidelidad sigue aumentando entre las parejas. Los hombres siguen siendo los más infieles (un 21% más que las mujeres). Sin embargo, un dato que nos han revelado los últimos estudios, es que en los últimos 6 años, somos nosotras las que hemos empezado a elevar nuestras conductas “infieles”.

¿Qué explicación hay detrás de estos comportamientos? Una de los factores que según nos explican los psicólogos y sociólogos es la gran fluencia en el uso de las plataformas virtuales donde poder registrarnos anónimamente para buscar pareja o para establecer encuentros puntuales. Todo ello hace mucho más accesible el caer en un momento dado en estos comportamientos, en estas experiencias donde se busca lo “nuevo”, lo “imprevisto”. Sea como sea, hay algo que está claro. Una infidelidad es la peor traición que puede sufrir una persona, y la herida emocional que deja en nosotros suele perdurar para siempre. En “Bezzia” te hablamos de ello.

La infidelidad, la ruptura de un pacto

La infidelidad puede definirse, efectivamente, como la ruptura de un pacto entre dos personas. Cabe decir que a la hora de establecer una relación afectiva las dos personas deben conocer muy bien “cuáles son esos acuerdos implícitos”.

Hay parejas, que establecen una relación más abierta, ahí donde pueden aceptar el que existan relaciones paralelas. No es común pero también se da, y ello, es algo que debemos saber desde el principio. Lo que tú quieres y buscas debe ajustarse a lo que yo quiero y espero, y es ahí donde se establece el acuerdo, ese pacto que ambos asumimos para construir nuestra felicidad.

Ahora bien, algo a lo que se enfrentan muchas personas es a esa traición, a la ruptura de un vínculo donde habíamos construido nuestra intimidad, el compromiso y un plan de futuro que de pronto, se quiebra por completo. Hay quien tras esto, decide perdonar y luchar por la relación. En cambio, hay personas que no pueden seguir adelante tras ese muro y ese dolor al que van a tener que hacer frente con un duelo.

Veamos más detalles.

Qué entendemos por infidelidad

¿Es un beso una infidelidad o se considera que engañar a alguien es llegar al acto sexual? Este es sin duda un hecho complejo, puesto que en algunos casos, sin llegar a ese acto de intimidad más explícito entre dos personas, la deslealtad y la infidelidad puede darse también cuando nuestra pareja establece un vínculo afectivo muy intenso con alguien donde sin existir sexo, se establece una unión paralela tan desleal como dolorosa.

  • Así pues, la infidelidad también puede darse de esas otras formas donde se vulnera todo lo construido con un la pareja. Porque si queremos a alguien no damos excusas para pasar nuestro tiempo con otra persona, si amamos respetamos y cuidamos de ese vínculo que nos enriquece.
  • La infidelidad se entiende pues como todo acto donde se quiebra la confianza a otra persona. Puede ser un beso, una caricia, mentir a nuestra pareja para pasar tiempo con otra persona y por su puesto, infiel es también una relación sexual, aunque sea puntual, aunque solo haya ocurrido una vez.

Cómo actuar ante un infidelidad

Este es un aspecto importante que debemos tener muy en cuenta. Nadie más que nosotros decidirá cómo reaccionar ante un infidelidad. Si decides perdonar es algo que tú debes valorar. Si optamos por romper la relación no debemos hacer caso a quien nos diga aquello de “aguanta un poco más, estas cosas pasan”.

  • Actuar ante una infidelidad es algo complejo donde por encima de todo, debemos cuidar de nuestra autoestima. Si decidimos seguir adelante y perdonar hemos de pensar en cómo vamos a afrontarlo y en cómo va a afectar ese hecho a nuestra relación. Y sobre todo, en si vamos a ser capaces de seguir confiando en la otra persona.
  • Lo queramos o no una infidelidad deja una herida profunda que no todos estamos preparados para afrontar. Ahora bien, es necesario a su vez entender que una deslealtad, puede perdonarse solo una vez. Quien reincide más veces no respeta, y no entiende lo que es construir una relación de pareja saludable y feliz.
  • Otro aspecto a tener en cuenta es el contexto en que sucede la infidelidad. En ocasiones, atravesamos momentos vitales de relativa complejidad donde el estrés puede hacer por ejemplo que descuidemos nuestra relación.
  • Establecemos otras prioridades, como el trabajo, ahí donde casi sin darnos cuenta, dejamos de lado a la otra persona. Una infidelidad puntual, por nuestra parte o por la pareja es en estos casos algo que podríamos comprender y que nos pondría en aviso de que “hay algo que hemos estado haciendo mal”. De que hemos dejado de cuidar el vínculo. Es algo sobre lo que debemos reflexionar.

Si amas respeta, si no amas no ilusiones

En ocasiones, la ilusión se apaga, aparece la monotonía, el darlo todo por sentado. Hasta que de pronto, aparece alguien y nos ofrece esa sensación renovada de sentirnos deseados, de volver a jugar a la seducción, a dejarnos llevar por lo imprevisto, lo nuevo…

Puede ocurrir. Por ello, debemos ser muy conscientes de nuestros sentimientos. Si amas a alguien y percibes que estáis cayendo en la monotonía, es necesario reconstruir la relación entre amos. De lo contrario, podemos dar paso a estos hechos tan comunes donde puede surgir lo que nadie desea, la infidelidad puntual, la pequeña traición, el súbito deseo por otra persona…

No debemos hacer daño a quien nos ama. Es algo fundamental. Así pues, es necesario que actuemos con madurez y sabiduría. Si amas, cuida, si el amor se apaga valora si merece la pena seguir o no.



Soy psicóloga y escritora, me gusta hilar el conocimiento con el arte y las múltiples posibilidades de la imaginación; me inicié en los estudios sobre el comportamiento humano por mi necesidad de ahondar en esa eterna necesidad por saber y comprender, por descubrir qué motiva lo que somos y qué misterios nos encierran. La búsqueda nunca tiene fin… Mi vida no sería la misma sin la escritura, me define y me motiva: dispongo de premios literarios y de varios libros publicados: “Los lobos de Serieva”, “El cuaderno azul de El Cairo” y una obra para el público juvenil, “Hada Oscura”. Colaboro en varios blogs en los que disfruto aportando ideas y aprendiendo a su vez de las personas, espacios como “La mente es maravillosa” o “Mejor con salud”, me permiten seguir en este apasionante camino por entender lo que somos, es una aventura que sin duda, no encontrará final en esta puerta siempre entornada por las dudas y los misterios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.