La importancia de los juguetes en la edad infantil

Importancia de los juguetes en la edad infantil

Los niños desde que nacen tienen una principal ocupación: jugar. A través de esta actividad, empiezan a desarrollar todos sus aprendizajes de forma continua y acorde con sus necesidades. Por ello, una estimulación prematura es muy beneficiosa puesto que les servirá en el futuro adulto.

Esta estimulación se da por medio de las manualidades y de los juguetes. A través de estos caminos el niño expresará sus emociones y tendrá conciencia del entorno en el que se encuentra, creando un ambiente de diversión y de fantasía.

Los juguetes son algo universal, es decir, que existen en todas las culturas y también resultan útiles en la edad adulta para ejercitar una amplia gama de talentos y habilidades. Por esta razón, los juegos no deben desaparecer nunca del ser humano, sino que deben acoplarse en función de la edad.

Juguetes, motivo de estimulación para la creatividad

Es frecuente ver en muchos hogares que cuando nace un bebé se llena la casa de muchos juguetes y ropa y, a medida que va creciendo el bebé hay cada vez más y más juguetes, desbordonda la paciencia de muchas madres al no saber qué hacer con tantos, puesto que el niño no juega con todos.

Por esta razón, se debe entender que los juguetes no son objetos como tal sino instrumentos de aprendizaje por los cuales los niños se desarrollarán tanto física como mentalmente. Con ellos, comenzarán en un primer momento a desarrollar sus sentidos, para después iniciarse en un proceso imaginativo y de destreza.

Importancia de los juguetes en la edad infantil

Podemos estimular la creatividad de los niños si les proporcionamos materiales que ellos puedan utilizar para jugar. De esta manera, se puede decir que existe una estrecha relación entre los juegos y la actividad creativa, puesto que los niños utilizan los juguetes para desarrollar tanto sus habilidades como su fantasía.

Los juguetes les ayudan a afianzar sus conocimientos y aptitudes, así como jugar en grupo les ayuda también a relacionarse socialmente, a hacer concesiones mutuas, a negociar, a ser generosos y amables.

Clases de juguetes

Los niños utilizan el entorno como fuente de materiales de juego, ya que todos los objetos que encuentra a su alrededor les serán útiles para satisfacer su entretenimiento y ganas de jugar. Por ello, es importante distinguir entre los tipos de juguetes que los niños necesitan para expresar su fantasía y sentimientos, y los que desean simplemente porque en ese momento están de moda. A veces los juguetes más sencillos son los que más estimulan su fantasía y les sirve para simular el mundo de los adultos.

El juguete se considera un instrumento de gran valor en el quehacer pedagógico, puesto que todo objeto que desencadene una actividad y luego se transforme en juego, resulta un tipo de juguete para el niño y, para este, es a la vez, soporte para el juego y mediador entre el mundo exterior y su propia persona.

Importancia de los juguetes en la edad infantil

Los psicoanalistas ven a los juguetes un catalizador del juego porque el niño se sirve de ellos y de los juegos que estimulan para vivir ficticiamente situaciones angustiosas, de forma que al poder transferir en un objeto o en una situación artificial sus traumatismos y conflictos, las mismas situaciones pasan a ser menos angustiosas.

Así, podemos distinguir tres clases de juguetes:

  • Juguetes de interés pedagógico

Representan el grupo más amplio, constituido por aquellos juguetes que divierten, entretienen y de forma indirecta contribuyen al perfeccionamiento general del niño. Así, un triciclo, siempre que esté construido con materiales apropiados y de forma correcta es un juguete de interés pedagógio para niños pues favorece la adquisición de habilidades y destrezas y la coordinación de movimientos, del equilibrio y cierto tipo de creatividad.

En general, todos los juguetes que no presentan un peligro ni físico ni psíquico para el niño y entregados en el momento adecuado acorde con su edad pueden considerarse de interés pedagógico y como tal deben estar también incluidos en determinados momentos de la vida escolar.

Son juguetes de interés pedagógico los que de algún modo enriquecen a las personas que lo utilizan, así como los que sirven de soporte a la imitación de aspectos de la vida y a la expeciencia existencial. De entre ellos, los más adecuados son los juguetes que permiten una variación y se prestan a desplegar las habilidades creadoras del niño. Por lo que no conviene dar pautas fijas en el uso de los juguetes, ya que el niño encuentra en ellos más usos que los proyectados por el fabricante.

  • Juguetes educativos

Son los que además de acomodarse y favorecer el desarrollo general del niño perfeccionan de una forma directa unas determinadas facultades. Este tipo de juguete proporciona al niño posibilidades de:

  1. Participación, desde el momento en que le incita a hacer algo con él.
  2. Descubrimiento, pues le permite el enriquecimiento en las nociones de las formas, colores, sonidos e ideas.
  3. Estructuración, al permitirle crear situaciones y ambientes.
  4. Creatividad, al posibilitar distintos usos.
  5. Socialización, al permitirle exteriorizar y compartir sus sentimientos.
  • Juguetes didácticos

Además de las características señaladas en el juguete educativo, deben estar ideados especialmente para la enseñanza de determinadas disciplinas o quehaceres, aplicados a los distintos niveles y de modo que mediante su uso el niño se ejercite en una actividad instructiva.

Mediante su uso, los niños pueden realizar manipulaciones, medidas y trabajos prácticos que les inicien en la experimentación y estimulen en ellos el hábito de una incipiente investigación.

Importancia de los juguetes en la edad infantil

Desarrollos adquiridos a través de los juguetes y el juego

El niño debe desarrollar armoniosamente su cuerpo, su inteligencia, su afectividad, su creatividad y su sensibilidad y que los juguetes contribuyan al desarrollo de estos componentes de la personalidad cada uno a su manera.

El desarrollo sensorial y motor del niño es determinante para su evolución general y el juguete es importante soporte para el desarrollo tanto de la moticidad global o movimiento del conjunto del cuerpo: destreza y equilibrio, motricidad fina y habilidad manual, etc.

El desarrollo de la inteligencia está unido también al desarrollo sensoriomotor. El niño, cuando desmonta un juguete, aprende a analizar los objetos, a pensar sobre ellos y éste es su primer paso hacia el razonamiento y las actividades de síntesis. Realizando operaciones de análisis y síntesis desarrolla la inteligencia práctica e inicia el camino hacia la inteligencia abstracta.


Categorías

Ocio infantil

Ale Jimenez

Me llamo Ale y soy Educadora Infantil. Colaboro en algunos blogs de AB relacionados con mis dos grandes pasiones, la cocina y los niños. No soy... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *