La importancia de las vitaminas para la salud

vitaminas para la salud

Aunque no le demos toda la importancia que merecen, las vitaminas son unos compuestos esenciales que debemos consumir para el buen y correcto funcionamiento de nuestro organismo. Lo ideal es hacerlo mediante el consumo de verduras y frutas, todas ellas muy ricas en todas las vitaminas existentes, A, B, C, D, E y K. Pero si la fruta y la verdura no son especialmente de tu agrado, deberás acudir a tu médico de cabecera para que te informe de qué capsulas vitamínicas son las que deberías tomar.

A continuación os hablamos un poco más sobre la importancia de las vitaminas para la salud.

¿Qué son las vitaminas?

Las vitaminas son compuestos orgánicos esenciales en pequeñas cantidades para el metabolismo normal del organismo. Dado que no pueden ser producidos por el cuerpo (salvo la vitamina D) debemos incorporarlas en la alimentación diaria (como os hemos indicado previamente).

Cada vitamina tiene su función

Vitaminas

Cada una de las vitaminas tiene su función, por ello es importante llevar una dieta equilibrada a la par que variada para consumir todas y cada una de estas vitaminas:

  • Vitamina A: Esta vitamina interviene directamente en la formación de colágeno y favorece el desarrollo óseo: favorece la buena regeneración de la piel, el fortalecimiento de las uñas, el buen estado del cabello, la visión y los dientes.
  • Vitamina B: Esta vitamina interviene concretamente en la producción de energía a partir de los alimentos. Tiene efectos en nuestro sistema nervioso así como también en el aparato cardiovascular.
  • Vitamina C: Sus efectos son el sistema inmunológico ya que refuerzan nuestras defensas naturales.
  • Vitamina D: La función más importante de la vitamina D es el metabolismo del calcio y del fósforo, facilitando su absorción por el intestino y su posterior depósito tanto a huesos como dientes.
  • Vitamina E: Funciona como agente antioxidante, ayuda a proteger los ácidos grasos polinsaturados y favorece la funcionalidad de la sangre previniendo así enfermedades serias vasculares.
  • Vitamina K: La principal función de esta vitamina es la relacionada con la coagulación de la sangre.

La manera más fiable de ver las carencias que tiene tu organismo de estas vitaminas es mediante la realización de un análisis de sangre. Más vale prevenir que curar, así que deja atrás el miedo a las agujas, y asegúrate de que todo anda correctamente en tu interior.

Alimentos que contienen estas vitaminas

  • Alimentos ricos en vitamina A: Hígado, zanahorias, brócoli, batatas, col, mantequilla, espinacas, calabaza, lechuga verde, melón, huevos, melocotones, papaya, mango y guisantes.
  • Alimentos ricos en vitamina B: Cereales, legumbres, carnes magras, huevos, azúcar, tomates, espárragos, espinacas, etc.
  • Alimentos ricos en vitamina C: frutas como el plátano, la naranja, el mango, la piña y verduras como las patatas, la coliflor, los pimientos y las coles.
  • Alimentos ricos en vitamina D: la leche, el yogurt, la margarina, los derivados grasos, cereales y pan.
  • Alimentos ricos en vitamina E: el brócoli, la soja, las espinacas, el germen de trigo, la levadura de cerveza y la yema de huevo.
  • Alimentos ricos en vitamina K: El aceite de oliva, soja, las bananas, los kiwis, la col rizada, la lechuga, etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *