La importancia de la salud emocional en los niños

feliz

Son pocos los padres los que conocen a ciencia cierta en que consiste la inteligencia emocional. Este aspecto pasa totalmente inadvertido frente al rendimiento escolar y a unas buenas calificaciones a final de curso.

Sin embargo la salud emocional del niño es igual de importante que sus resultados en la escuela. Hay que preparar a los niños desde su más temprana edad, a poder controlar sus emociones y gestionarlas de la mejor manera posible.

La importancia de la educación emocional en los niños

La educación emocional no se enseña en la escuela y se va aprendiendo con el paso de los años, dependiendo de la relación que los niños tengan con su entorno. El tener una educación emocional óptima y adecuada, hace que con el paso de los años sean personas que empatizan con los demás y que tienen facilidad a la hora de poder relacionarse.

Además de ello, una buena salud emocional es clave a la hora de fortalecer la autoestima y la seguridad en uno mismo. Los niños son capaces de creer en ellos mismos y lo que pueden llegar a conseguir en la vida.

Cómo enriquecer la salud emocional de los niños

Acto seguido te vamos a dar una serie de pautas o consejos que te ayudarán a fortalecer y enriquecer la salud emocional de tus hijos:

  • Es importante ir fortaleciendo tal salud emocional desde que el bebé tiene unas pocas semanas de edad. El afecto y el amor de los padres es clave para que el nexo de unión se haga poco o poco más fuerte. El simple hecho de mirarlo o el darle caricias por todo el cuerpo, es importante a la hora de ir dando forma a su inteligencia emocional.
  • Dentro de la salud emocional, cobra una gran importancia el poder ponerse en el lugar del pequeño y escucharlo cuando haga falta. Un gran problema de la educación de hoy en día es el hecho de que los padres no escuchan a sus hijos, lo que provoca que su salud emocional se vea minada gravemente. No pasa nada por ponerse a la altura de los hijos, mirar a los ojos y escuchar todo lo que tengan que decir. Es importante que se sientan importantes dentro del núcleo familiar.

triste

  • Otro aspecto que los padres deben tener en cuenta en lo que respecta a la inteligencia emocional de sus hijos es el hecho de que sepan identificar cada una de los emociones y saber que efectos provocan en la persona. Desde que son pequeños deben saber en todo momento cuáles son los sentimientos básicos en cualquier persona y cuáles son los más complejos. No pueden desconocer emociones tales como la felicidad o la tristeza.
  • Aparte de conocer las diferentes emociones es esencial que también aprendan desde que son pequeños a poder expresarlas sin problema alguno. Deben tener total libertad a la hora de poder expresar las diferentes emociones y no cohibirse por ello. Los padres deben respetar dichos sentimientos y no mofarse por ello. Si los niños lo sienten en ese momento, hay que apoyarlos tanto si se trata de emociones negativas como si lo son positivas.

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.