La importancia de elegir un buen colchón

Durmiendo

Existen muchos factores que pueden afectar a nuestro sueño y descanso. El ruido, la temperatura o la claridad del dormitorio influyen inevitablemente en nuestro descanso, pero también lo hace el colchón. La elección de un buen colchón es mas importante de lo que pensamos; al fin y al cabo, nos pasamos alreedor de 23 años durmiendo.

Dormir en un buen colchón influye directamente en nuestra calidad de vida. Sin embargo, la oferta de colchones es tan amplia que puede resultar abrumador escoger entre uno y otro. ¿Cuál nos conviene mas? Factores como el peso, la postura y la temperatura… deben ser tenidos en cuenta coo te contamos hoy.

¿Que tipo de colchón escogemos?

Existen en el mercado una amplia oferta de colchones cuyas diferencias a menudo desconocemos. La clave para realizar una buena elección está en ser conscientes de cómo dormimos: qué posturas adoptamos, cuánto nos movemos… Son factores que nos ayudarán a determinar tanto el material como la firmeza del colchón adecuados.

Colchón

El colchón según su firmeza

Un buen colchón debe repartir el peso del cuerpo de la manera adecuada. Debe ser lo suficientemente firme para sostener bien el cuerpo, pero al mismo tiempo ser capaz de adaptarse a la curvatura natural de la columna vertebral, para no resultar incómodo.

En un colchón demasiado rígido nuestra espalda no se adapta correctamente y se ejerce mucha presión en los puntos de apoyo . Si el colchón demasiado blando, el cuerpo tiende a hundirse, curvándose la espalda y aumentando además la sensación de calor. La idea de que un colchón duro es siempre lo mejor para la espalda ha ganado fuerza estos últimos años, sin embargo, esto no tiene por que ser estrictamente cierto.

Firmeza del colchón

Las personas más ligeras necesitan colchones de mayor flexibilidad, mientras que las mas pesadas necesitarán una mayor firmeza para proporcionarles una correcta sujeción. También influye la postura; si se duerme de lado, resulta conveniente poder hundir levemente el hombro en el colchón, algo que únicamente será posible si el colchón ofrece cierta flexibilidad.

Debemos recordar además que más alla que lo que sea adecuado para nuestra espalda, debemos valorar la comodidad del mismo. Y la comodidad no es sino una cuestión de preferencia personal.

El colchón segun el material

Colchones de muelles, de espuma, de látex, de gel… ¿cómo saber cuál es el mas apropiado? Los que hoy te proponemos son algunos de los colchones más comunes. Tanto sus características como el presupuesto para adquirir cada uno de ellos, serán determinantes en el momento de la alección.

  • Colchones de muelle: Es la opción mas popular y una de las mas económicas, siempre dependiendo de la cantidad de muelles, su distribución y las capas de tejido que tenga. Son colchones con un buen soporte y una buena ventilación.  Se recomiendan para personas con un peso elevado o con alguna dolencia lumbar.  Pierden altura y firmeza con el uso, pero pueden proporcionar un buen descanso durante 10 años.
  • Colchones de espuma. Estos colchones de poliéster o poliuretano se adaptan generalmente bien a nuestro cuerpo y tienen una gran capacidad para recuperar su estado original tras haber sido sometidos a presión. Son buenos aislantes del calor y duraderos. El precio depende de la densidad, que debe ser superior a 35kg/m3  para garantizar un buen descanso.

Colchones segun material

  • Colchones viscoelásticos: Están hechos de una espuma especial que se amolda al cuerpo bajo los efectos del calor y la presión, ofreciendo una óptima distribución del peso corporal. Estos colchones viscoelásticos interesan, sobre todo, a quienes deban pasar mucho tiempo en la cama o tienen determinados dolores musculares y óseos. Absorben además el movimiento, evitando molestar al compañero de cama.  Su aspecto negativo es que son más caros que el resto de productos.
  • Colchones de látex: Los colchones de látex ofrecen un sostén bastante firme, pero al mismo tiempo son muy flexibles y se adaptan bien a los contornos del cuerpo, distribuyendo la presión de manera uniforme. Son buenos aislantes del calor y una buena opción para quienes se mueven mucho por la noche, pues el látex absorbe eficazmente los movimientos del cuerpo. Para muchos expertos, son los que mejor combinación entre comodidad y soporte ofrecen. Ofrecen mejor durabilidad que los de muelles, pero son mas pesados y caros que estos.

Pruébalo antes de comprarlo

Es importante ver que sensaciones nos produce el colchón antes de comprarlo, de forma que podamos compararlo con el que ya tenemos.  No basta con palparlo, debemos tumbarnos en él en nuestra postura habitual durante un mínimo de 15 minutos para asegurarnos que se adapta a nuestras necesidades.

Colchón

Además es recomedable tumbarse de espaldas y pasar una mano entre la zona lumbar y el colchón: si hay demasiada holgura el colchón puede ser demasiado rígido para tus características. Si la mano no pasa, el colchón es probablemente demasiado blando y el cuerpo se hunde en exceso.

Comprar un nuevo colchón no es algo sencillo, pero desde Bezzia esperamos que estos pequeños consejos puedan ayudaros a tomar la mejor decisión.


Categorías

Hogar

Maria Vazquez

Treintañera y con unos estudios dedicados al mundo de la ingeniería, son muchas las pasiones que ocupan mi tiempo. Tuve oportunidad de realizar... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *