La importancia de crear un menú semanal

¿Qué comemos hoy? Es una pregunta recurrente que nos hacemos si no cada día, en distintas ocasiones durante la misma semana. Planificar el menú semanalmente es la solución para destinar la energía utilizada en responder una y otra vez la misma pregunta a otras actividades mas satisfactorias.

Crear un menú semanal, tiene además innumerables ventajas.  Además de aligerar el tiempo destinado a la planificación y compras de alimentos, tiene repercusiones positivas en nuestra salud. Plasmar nuestras comidas en una hoja, nos hace conscientes de nuestra alimentación y nos anima a crear propuestas mas equilibradas.

Ventajas de crear un menú semanal

Nuestro estrés disminuye. Planificando el menú semanal dejaremos de preguntarnos a diario: ¿Qué como/comemos hoy?  Podremos dedicar ese tiempo a realizar otras actividades que nos produzcan una mayor satisfacción. Además podremos organizarnos y determinar cuándo cocinar.

Ahorramos en la compra. El saber que necesitamos y por tanto que debemos comprar, evitará que improvisemos en el supermercado y que compremos cosas que no necesitamos. Además nos ahorrará tiempo; bastará con hacer una compra semanal para cubrir nuestras necesidades alimenticias.

No desperdiciamos alimentos. Saber que ingredientes necesitamos y su cantidad, evitará que desperdiciemos comida.

Comemos variado. El plasmar el menú semanal en una hoja, hace que seamos mas conscientes de lo que comemos. Lograremos un menú mas equilibrado con espacio para legumbres, cereales, verduras, frutas, lácteos y carne.

Claves para crear un menú semanal

Los expertos en nutrición recomiendan realizar cinco comidas al día. Por tanto, en nuestro esquema semanal tendremos que planificar para cada día de la semana: desayuno, media mañana, comida, merienda y cena.  Preparar un listado para seis días suele ser suficiente en muchos casos; el séptimo día podemos disfrutar de la improvisación, salir a comer fuera o aprovechar las sobras semanales.

Para hacer el menú semanal es importante comenzar revisando qué tenemos en la despensa y en la nevera con el fin de aprovecharlo esa misma semana en alguna receta. Tras la revisión, podremos sentarnos y crear con calma un menú semanal equilibrado. Una vez aprobado, crearemos la lista de la comprar y procuraremos ir si no ese mismo día, al siguiente, a las compras. Las primeras semanas te llevará mas tiempo planificarlo; después cuando ya tengas 3 menús semanales bastará con ir combinando recetas de uno y otro para crear otro nuevo.

Procuraremos crear menús equilibrados e incorporar en estos productos de temporada y frescos/locales. Semanalmente tendremos que incluir en nuestro menú legumbres, cereales, productos animales, vegetales, grasas y frutas.


Categorías

Hogar

Treintañera y con unos estudios dedicados al mundo de la ingeniería, son muchas las pasiones que ocupan mi tiempo. Tuve oportunidad de realizar estudios de una de ellas, la música; en cuanto a la segunda, la cocina, soy autodidacta. Desde que servia de pinche a mi madre, recuerdo disfrutar de esta afición que ahora puedo compartir con vosotros gracias a Actualidad Blog. Lo hago desde Bilbao; aqui he vivido siempre, aunque procuro visitar todos los lugares que me son posibles mochila al hombro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.