La higiene nasal en los bebés

higiene

La higiene nasal en los bebés es una tarea que deben llevar los padres de manera cuidadosa y delicada. Es importante realizar dicha higiene habitualmente, sobre todo cuando el pequeño está constipado. El poder limpiar las fosas nasales puede ayudar a que el bebé pueda respirar mejor, algo que es clave a la hora de que duerman lo mejor posible.

En el siguiente artículo te hablamos un poco más de la higiene nasal en los bebés y las pautas a seguir para realizarla de la mejor manera posible.

Cuándo se debe realizar la higiene nasal a los bebés

Dicha higiene debe hacerse de una manera habitual para eliminar toda la mucosidad posible y limpiar las fosas nasales. En el caso de que el bebé se encuentre resfriado, los padres deben realizar dicha higiene de manera cuidadosa y conseguir que el pequeño pueda respirar lo mejor posible. El eliminar la mayor mucosidad posible también es importante para que el pequeño no llegue a sufrir ciertas enfermedades como la sinusitis.

Aparte de la higiene nasal, los padres pueden optar por colocar un humidificador en la habitación para mantener un ambiente húmedo y evitar una congestión en las fosas nasales del bebé. En los meses de invierno y debido a la calefacción, el ambiente se reseca en exceso y la congestión puede ir a peor, de ahí la importancia de usar un humidificador.

nasal 1

Pasos a la hora de realizar una correcta higiene nasal en los bebés

Lo primero que deben hacer los padres es recostar a su hijo, en una superficie que sea blanda y cómoda. Lo siguiente que deben hacer los padres es conseguir que su hijo se encuentre lo más relajado posible. Para ello, es bueno contar con la ayuda de la pareja o de otra persona.

Acto seguido e deben añadir un par de gotas de suero fisiológico en ambas fosas nasales. El suero ayuda a eliminar la mucosidad  que haya acumulada y de esta forma conseguir que el pequeño pueda respirar mucho mejor. Aparte del suero, los padres también pueden usar una solución salina que ayude a limpiar perfectamente la nariz.

El famoso aspirador suele ser motivo de controversia y solo se recomienda usarlo en el caso de que la mucosidad sea demasiado importante. Hay que tener mucho cuidado a la hora de usarlo ya que si se usa de manera brusca, puede llegar a causar lesiones en el oído como es el caso de la otitis. De todas formas, los expertos aconsejan el uso de suero siempre y cuando sea posible.

En definitiva, la higiene nasal es muy importante durante los primeros meses de vida del pequeño. Como ya te hemos comentado más arriba, es algo que debe hacerse de manera cuidadosa para evitar que el bebé se ponga demasiado nervioso. La higiene se debe realizar con el pequeño totalmente relajado y aplicar en la gran mayoría de los casos, suero fisiológico o una solución salina. La congestión en los bebés es algo bastante habitual, de ahí la importancia de realizar una buena higiene que permita terminar con el exceso de mucosidad de las fosas nasales.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.