La higiene íntima durante el embarazo

olor corporal

A pesar de la preocupación de muchas embarazadas, el fuerte olor corporal sobre todo en las partes íntimas, es algo normal durante los meses de gestación. Tal preocupación viene dada por el miedo o el temor a que dicho olor se deba a una infección en la zona vaginal.

Es por ello que es muy importante el seguir una serie de pautas o consejos en relación a la higiene íntima durante todo el embarazo.

El aumento del flujo vaginal durante el embarazo

Es bastante normal que durante los meses que dura el embarazo, el flujo vaginal de mujer aumente de una manera considerable. Ello se debe a la gran actividad hormonal que se produce dentro del organismo de la mujer. El problema se debe al hecho de que muchas embarazas creen de una manera errónea que el fuerte olor corporal se debe a una infección vaginal. Ello puede desencadenar en dos grandes errores para la mujer:

  • Se llega automedicar para tratar la posible infección vaginal. Es importante acudir al médico en el caso de que haya sospechas de que se sufre una infección vaginal.
  • Excederse a la hora de limpiar la zona de la vagina provocando con ello una mayor irritación en la parte íntima.

Cómo debe ser la higiene íntima en el embarazo

  • A la hora de lavar la zona, no hace falta el uso de productos específicos para ello. Basta con aplicar un poco de agua y mantener totalmente limpia la vagina.
  • No hay que excederse a la hora de realizar lavados en tal zona. Lo aconsejable es hacerlo uno al día para evitar el riesgo de sufrir infecciones.
  • Hay que secarse muy bien la zona sobre todo la parte de la ingle y por todos los pliegues. En ocasiones la acumulación de humedad, provoca que puedan aparecer diversos hongos en la zona de la vagina.
  • Después de hacer las necesidades, es importante limpiarse bien la zona desde delante hacia atrás.
  • En el caso de que el flujo vaginal sea bastante importante, la mujer puede optar por ponerse salvaslips de algodón.

INTIMA

Qué hacer si hay serias sospechas de una infección vaginal

Los síntomas de una infección vaginal son bastante claros y evidentes: fuerte picor o escozor en la vulva, un exceso de flujo en la vagina, fuerte olor y dolor a la hora de orinar. Si la embarazada tuviera serias sospechas de que lo que sufre es una infección vaginal, debe acudir al médico lo más pronto posible para someterse a un cultivo.

En el caso de que el diagnóstico sea positivo y la mujer embarazada sufra una infección, debe iniciar un tratamiento y usar una serie de productos específicos para lavarse la zona genital.

En definitiva, es bastante normal el confundir el fuerte olor corporal propio del embarazo con el hecho de sufrir una infección vaginal. No es aconsejable para nada el automedicarse y acudir al médico en caso de serias dudas. Recuerda que durante el embarazo es bastante normal y habitual que haya un aumento considerable del flujo vaginal y a consecuencia de ello, se produzca un aumento del olor por todo el cuerpo sobre todo en la zona íntima.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.