La hemofilia, una enfermedad de la sangre

hemofilia

La hemofilia es un trastorno poco común en el que la sangre no coagula normalmente de tal manera que una persona diagnosticada con hemofilia que ha sufrido una herida, puede sangrar por más tiempo que otras personas. Hay que decir que también se puede sangrar internamente, sobre todo en la zona de las rodillas, los tobillos y los codos.

Este sangrado puede dañar los órganos del cuerpo, así como los tejidos, por lo cual es una condición que se puede volver mortal. La hemofilia por lo general es una enfermedad hereditaria, es decir, que se transmite de los padres a los hijos a través de los genes. Las personas que nacen con hemofilia tienen poco o ningún factor de coagulación, es decir, la proteína necesaria para la coagulación normal de la sangre.

Este trastorno puede ser leve, moderado o severo, dependiendo del factor de coagulación en la sangre. Se sabe por ejemplo que cerca de 7 de cada 10 personas tienen hemofilia en su forma más severa, en tanto que las personas que no sufren de esta condición, tienen un factor VIII del 100 por ciento, mientras que las personas que tienen hemofilia severa tiene una actividad de factor VIII de menos del 1 por ciento.

Hay que decir que en muy pocas ocasiones la hemofilia puede ser adquirida, es decir que se desarrolla durante el transcurso de la vida. Esto puede presentarse cuando el cuerpo forma anticuerpos que atacan a los factores de coagulación en la sangre de tal manera que estos anticuerpos pueden prevenir que los factores de coagulación en la sangre funcionen.


Categorías

Enfermedades

Más Medicina

Masmedicina era una web sobre médicina especialmente orientada a mujeres. Actualmente está integrada en la sección de medicina y salud de... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *