La enfermedad del beso

La conocida como enfermedad del beso es en términos médicos una mononucleosis infecciosa causada por el virus Epstein-Barr, un herpes que se contagia a través de la saliva. La enfermedad del beso en general es una dolencia leve que puede incluso pasar desapercibida o solo mostrar síntomas como cansancio y debilidad. Hay que estar atentos para saber si realmente se está contagiado o no. 

¿Qué es la mononucleosis infecciosa (mono)?

La mononucleosis infecciosa, o mono, se refiere a un grupo de síntomas por lo general causado por el virus de Epstein-Barr (VEB). Por lo general ocurre en los adolescentes, pero se puede contraer a cualquier edad. El virus se transmite a través de la saliva, por lo que algunas personas lo llaman “la enfermedad del beso”.

Las personas con mononucleosis a menudo tienen fiebres altas, ganglios linfáticos inflamados, y dolor de garganta. La mayoría de los casos de mononucleosis son leves y se resuelven fácilmente con un tratamiento mínimo. La infección no suele ser grave y por lo general desaparece por sí solo en uno o dos meses.

La enfermedad del beso también se puede contagiar mediante un contacto cercano a la persona infectada, y es que con un estornudo o con la tos se puede transmitir la mononucleosis… no es necesario que las personas se besen para tener la enfermedad. Compartir utensilios como los cubiertos aumenta la probabilidad de riesgo de contagio, razón por la que debemos evitar el contacto cercano con la persona que la padezca o que sospeches la pueda estar padeciendo, así como extremar las medidas de higiene.

¿Cuáles son los síntomas de la mononucleosis infecciosa?

Los síntomas

El período de incubación del virus es el tiempo transcurrido desde que se contrae la infección y cuando comienzas a tener los primeros síntomas. Tiene una duración de cuatro a seis semanas. Los signos y síntomas de la mononucleosis suelen durar de uno a dos meses.

Los síntomas pueden incluir:

  • Fiebre (se presenta en forma de picos y puede durar varias semanas)
  • dolor de garganta
  • inflamación de los ganglios linfáticos en el cuello y las axilas (el 80% de los casos)
  • dolor de cabeza
  • fatiga y cansancio
  • debilidad muscular
  • inflamación de las amígdalas
  • sudores nocturnos
  • vómitos y náuseas
  • erupciones cutáneas (es poco frecuente)

De vez en cuando, el bazo o el hígado también pueden hincharse, pero la mononucleosis es rara vez motivo de gravedad o que resulte fatal. Puede complicarse en algunos casos, sobre todo en personas con problemas en el sistema inmune, niños o personas mayores.

Este virus difícil de distinguir de otros virus comunes como la gripe. Si los síntomas no mejoran después de una o dos semanas de tratamiento en el hogar estando en reposo, recibiendo suficientes líquidos y comiendo alimentos saludables, deberás acudir a tu médico de nuevo para saber exactamente qué pasos debes seguir para mejorar.

¿Qué provoca la mononucleosis?

Las causas

La mononucleosis es causada por el EBV. De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), EBV es un miembro de la familia del virus herpes y es uno de los virus más comunes para infectar a los humanos en todo el mundo.

El virus se transmite como te hemos dicho más arriba, a través del contacto directo con la saliva de la boca de una persona infectada y no se puede transmitir a través del contacto de sangre.

Puedes estar expuesto al virus por una simple tos o por estornudar, al besar, o al compartir alimentos o bebidas con alguien que tiene mononucleosis. Por lo general tarda de cuatro a ocho semanas para que los síntomas se desarrollen después de que te hayas infectado.

En adolescentes y adultos, la infección causa síntomas perceptibles en 35 a 50 por ciento de los casos. En los niños, el virus generalmente no causa síntomas y la infección a menudo pasa sola.

¿Quién está en riesgo de mononucleosis?

Factores de riesgo

Los siguientes grupos tienen un mayor riesgo de contraer la enfermedad:

  • jóvenes entre las edades de 15 y 30
  • estudiantes
  • médicos internos
  • enfermeras
  • cuidadores
  • las personas que toman medicamentos que suprimen el sistema inmunológico

Cualquier persona que tenga regularmente un estrecho contacto con muchas personas se encuentra en un mayor riesgo de contraer la enfermedad. Esta es la razón por lo que en las escuelas tanto estudiantes como profesorado pueden infectarse.

¿Cómo se diagnostica la mononucleosis?

Diagnóstico

El médico generalmente puede diagnosticar la mononucleosis si el paciente tiene fiebre, dolores de garganta y en definitiva, uno o varios síntomas que estén asociadas a esta enfermedad. La edad también puede ser un gran factor a tener en cuenta ya que es algo que sucede sobre todo en adolescentes, pero merece la pena recordar que le puede pasar a personas de cualquier edad.

Recuento de glóbulos blancos

Tú médico te puede pedir un análisis de sangre para confirmar el diagnóstico, así podrá contar los glóbulos blancos. Una infección de mononucleosis hace que el cuerpo produzca más glóbulos blancos de lo habitual ya que intenta defenderse del cuerpo extraño. Aunque un alto índice de glóbulos blancos no puede confirmar una infección de este virus en concreto, si existen los demás síntomas las probabilidades de padecerlo es bastante alto.

Prueba de anticuerpos EBV

Una prueba para detectar si se tiene la infección es generalmente suficiente para confirmar la mononucleosis infecciosa. La prueba rápida para mononucleosis es una prueba que detecta la presencia de anticuerpos contra el VEB. Los anticuerpos son proteínas que tu sistema inmune liberará de forma natural en respuesta a una sustancia dañina llamada antígeno.

Específicamente, esta prueba se realizar para detectar los anticuerpos a los antígenos de EBV. Puede que no tengas un nivel detectable de anticuerpos tempranos de la enfermedad. Si esto ocurre, puede ser necesario repetir en 10 a 14 días de la prueba para estar seguros.

¿Cómo prevenir la mononucleosis infecciosa?

Aunque no hay una vacuna para esta enfermedad, la clave reside básicamente en prevenir el contacto directo con las personas que la padezcan. Además, puede seguir algunos consejos para reducir las probabilidades:

  • Lava tus manos a menudo
  • No compartas tus utensilios para comer o beber
  • No compartas tus productos de belleza
  • Intenta estornudar con cuidado y no estés cerca de quien tosa o estornude
  • No beses a una persona que haya sido infectado y tenga síntomas de la enfermedad

¿Cómo se trata la mononucleosis?

El tratamiento

No hay un tratamiento específico para la mononucleosis infecciosa. Sin embargo, tu médico puede prescribir un medicamento corticosteroide para reducir la hinchazón de garganta y las amígdala. Los síntomas generalmente se resuelven por sí solos en uno a dos meses, por lo que deberás tener paciencia y cuidarte mucho si te contagias.

El tratamiento está dirigido a aliviar sus síntomas pero no para curarte. Esto incluye el uso de medicamentos de venta libre que puedes comprar en farmacias para reducir la fiebre y remedios caseros para calmar el dolor de garganta, tales como hacer gárgaras con agua y sal. Otros tratamientos caseros que pueden aliviar los síntomas incluyen:

  • descansar
  • dormir
  • mantener una buena hidratación con agua potable
  • tomar sopa caliente
  • utilizar medicamentos para el dolor de venta libre

Deberás llamar a tu médico si tus síntomas empeoran o si el dolor que sientes en la garganta o también en el abdomen se vuelve demasiado intensos.

¿Cuáles son las posibles complicaciones de la mononucleosis?

Icono de complicaciones

Esta enfermedad no suele ser grave. En algunos casos, las personas que tienen mono contraen infecciones secundarias como la faringitis estreptocócica, infecciones añadidas o amigdalitis. En casos raros, algunas personas pueden desarrollar las siguientes complicaciones:

Agrandamiento del bazo

Debe esperar al menos un mes antes de hacer cualquier actividad vigorosa o practicar deportes de contacto para evitar la ruptura del bazo, que puede estar hinchao por la infección. Habla con tu médico acerca de cuándo puedes volver a tus actividades normales.

Una rotura del bazo en las personas que tienen mononucleosis es poco frecuente, pero es una emergencia que amenaza la vida de cualquier persona. Deberás llamar a tu médico inmediatamente si tienes esta enfermedad y presentas un dolor agudo y repentino en la parte superior izquierdo de tu abdomen.

Inflamación del hígado

La hepatitis (inflamación del hígado) o ictericia (coloración amarillenta de la piel y los ojos) de vez en cuando puede ocurrir en personas que tienen mononucleosis infecciosa.

Las complicaciones menos comunes

La mononucleosis puede causar algunas de estas complicaciones muy raras:

  • anemia, que es una disminución en el número de glóbulos rojos
  • trombocitopenia, que es una disminución de las plaquetas, la parte de la sangre que se inicia el proceso de coagulación
  • inflamación del corazón
  • complicaciones que afectan al sistema nervioso, como la meningitis o síndrome de Guillain-Barré
  • amígdalas inflamadas que pueden obstruir la respiración

Si consideras que tienes la infección y que no hay manera de que se cure por si sola y que no se están resolviendo los síntomas e incluso te encuentras peor, entonces acude a tu médico lo antes posible para que valore tu estado de salud.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *