La depresión en niños y adolescentes

depresión

Desde siempre ha habido un gran secretismo entorno a todo lo que tenga que ver con la salud mental. Aunque todavía hay mucho camino que recorrer, en los últimos años hay una mayor visibilidad respecto a los trastornos mentales. La depresión es el problema mental más habitual en todo el mundo y es que se piensa que más de 300 millones de personas la padecen en todo el mundo.

Dicho trastorno no solo afecta a las personas adultas, ya que en los últimos años han aumentado mucho los casos de niños y adolescentes con depresión.

¿Puede afectar la depresión a niños y a adolescentes?

Con la llegada de la pandemia, la cifra de problemas depresivos se han disparado de manera alarmante, sobre todo en niños y en adolescentes. En el caso de los motivos, hay que indicar que el aspecto genético tiene un papel muy importante. Un niño que tenga un padre que ha padecido depresión, tiene muchas posibilidades de desarrollarla en un futuro. A parte de esto, situaciones dramáticas como la muerte de un ser querido o la separación de los padres, pueden provocar que el niño o el adolescente sufra un episodio depresivo.

Síntomas propios de la depresión en niños y adolescentes

  • Uno de los síntomas más claros de que un niño puede estar sufriendo una depresión es su carácter irascible y un comportamiento iracundo. El niño se enfada por todo y las rabietas están a la luz del día.
  • Un niño depresivo va a llorar con mucha facilidad y se muestra triste y apático a todas horas del día.
  • Tener la autoestima demasiado baja y sentirse culpable por cualquier cosa.
  • Hay un alejamiento del entorno social y prefieren aislarse de amigos y familiares.
  • El rendimiento escolar no es el óptimo debido a una falta de motivación bastante importante.
  • El niño tiene serias dificultades a la hora de dormir y ello se traduce en una fatiga y en una falta de energía a tener en cuenta.
  • Hay serios problemas con la comida, llegando a sufrir posibles trastornos relacionados con la comida.
  • En los casos más graves, el niño puede llegar a sufrir ciertos pensamientos suicidas.

depresion  niño

Qué deben hacer los padres si observan que sus hijos pueden sufrir depresión

Si los padres observan alguno de los síntomas arriba descritos, es importante acudir al pediatra para encontrar un remedio a tal problema. Es aconsejable también el vigilar a los hijos y evitar que pasen demasiado tiempo frente a las pantallas. No está de más tampoco, el aconsejar que el niño haga algo de deporte ya que el sedentarismo suele estar detrás de muchos de los casos de depresión en niños y adolescentes.

Los padres deben ser también los encargados de establecer en casa una serie de hábitos que sean saludables y que ayuden a que los niños a llevar una vida lo más sana posible. Dichos hábitos son claves a la hora de que los niños sean capaz de comer mucho mejor y dormir las horas que el cuerpo necesita.

En definitiva, la depresión es un problema bastante grave que afecta a una parte importante de la sociedad. Los datos son realmente demoledores y es que son muchos los niños y adolescentes los que a día de hoy terminan con su vida a causa de la depresión.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.