La depresión: ¿Cómo afecta a la vida sexual?

Depresión y vida sexual

A veces se tiene una idea contraria de lo que es realmente la depresión. Porque entre todos los diferentes tipos que existen de la misma, hay que decir que puede afectar a diversos ámbitos de nuestra vida, de nuestras costumbres y también de nuestros sentimientos. ¿La depresión afecta a la vida sexual?

Pues te diremos que sí, la depresión sí que afecta a la vida sexual. Como decimos, no tiene por qué ser algo común en todas las personas que la sufren, pero sí es algo frecuente. Este trastorno cambia por completo nuestro cuerpo y mente, pero siempre hay soluciones para ello y para arreglar los problemas de pareja.

Qué es la depresión

Como bien hemos anunciado, es un trastorno que puede afectar a diferentes ámbitos de nuestra vida. Por un lado, nos podemos sentir sin ganas de nada, agobiados o estresados y hasta fatigados. La falta de energía y de ganas por hacer las cosas que hacíamos es otro de los síntomas comunes. Hay cambios de apetito por lo que es habitual que haya una subida brusca o quizás una bajada del peso. Los pensamientos negativos nos acechan y con ellos, el insomnio que no nos deja descansar tranquilos. La concentración está más baja así como la motivación y como no, la libido. La depresión es un proceso más largo en el tiempo que un simple estado de tristeza y debemos distinguirlo bien.

Depresión

¿Cómo afecta la depresión a la vida sexual?

Como ya hemos mencionado, la falta de interés, de ganas por hacer las cosas que hacíamos también repercute en la vida sexual. ¿Por qué? Pues porque también el deseo también proviene del cerebro y cuando sufrimos depresión, hay cambios en él que afectan a todo el cuerpo. Es decir, que no puede procesar la misma información y se dificulta el proceso básico. En algunas personas esto será tan evidente comenzando por tener poco o ningún deseo sexual hasta ser incapaz de llegar al orgasmo. Algo que puede provocar un problema en la pareja. Ya que las relaciones sexuales se consideran una unión para la pareja, que la refuerza y por eso, necesarias en una palabra. A pesar de todo ello, los profesionales de la salud siempre insisten en que primero debemos centrarnos en recuperarnos de la depresión y lo demás vendrá solo. Ya que a veces no solo es por la depresión en sí, sino por culpa del tratamiento lo que merma la vida sexual.

Cómo ayudar a tu pareja

La persona en cuestión ya se siente bastante mal por todo lo que está sufriendo como para tener más presión. Así que, el trabajo de la otra parte de la pareja será la paciencia. Intentar entender el proceso, centrarse en una pronta recuperación en cuanto al trastorno y como finalidad, también en su vida sexual.

Problemas sexuales de pareja

Si quieres intentarlo, es mejor no forzar ningún momento y que todo surja. Si en algún momento no se consigue la finalidad esperada, siempre hay que quitarle importancia. Porque para eso existe la compresión y la parte de compañerismo que tenemos, así como la confianza. Eso sí, nunca está de más preguntar al especialista por alguna terapia para que el proceso siempre vaya controlado y por el mejor camino. No hay una fórmula mágica para estos casos. La depresión llega a veces sin avisar, causando un gran revuelo en la persona que sufre y en las que tiene a su alrededor. De ahí que siempre hay que ponerse en las mejores manos, seguir la medicación indicada y mucha ayuda por parte de su pareja y familia. Intentar cambiar algunos hábitos y buscar muchas motivaciones para seguir hacia delante. Sumado a lo que el terapeuta te indique, seguro que consigues que tu vida sexual sea como antes.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.