La culpa y la frustración en la infidelidad

INFIEL

Cometer una infidelidad dentro de la pareja puede provocar en la persona diversas emociones o sentimientos. Los más comunes o habituales suelen ser la culpa y la frustración. Es normal que la persona infiel sienta cierta culpa por el hecho cometido y una gran frustración al comprobar que es algo que debe hacer en secreto.

En el siguiente artículo vamos a contarte de una manera detallada, cuáles suelen los rasgos más frecuentes a la hora de llevar a cabo una infidelidad dentro de una relación, tanto en hombres como en mujeres.

La infidelidad en hombres y mujeres

En el ámbito de la infidelidad, tanto hombres como mujeres presentan rasgos o sentimientos en común pero también ciertos rasgos diferenciadores. En el caso de los hombres, la infidelidad va unida en la gran mayoría de los casos al sentimiento de culpa. Se siente culpable en todo momento por el hecho de mantener una relación paralela sin que su pareja actual lo sepa.

En el caso de las mujeres los sentimientos son totalmente diferentes al de los hombres. Llegan a ver el acto de la infidelidad como algo relacionado con el amor y en el que se puede llegar a disfrutar. La mujer infiel se siente deseada en todo momento por el amante, algo que repercute de una manera positiva tanto en su autoestima como confianza. El amante la valora y la desea, algo que no suele ocurrir con su pareja.

mujer-molesta-infidelidad

Los sentimientos de culpa y frustración

Como has podido ver en las líneas de arriba, la infidelidad produce sentimientos distintos en hombres y mujeres sin embargo, también coinciden en ciertos rasgos. De esta manera, suelen aparecer emociones y sentimientos negativos como son la ansiedad y el estrés. En el caso de los hombres dicha ansiedad puede llegar a ser controlada con el paso del tiempo, mientras que en el caso de las mujeres la ansiedad va en aumento y a más. Ello se debe a la aparición de ciertos pensamientos negativos como puede ser el caso de perder a la familia.

Aparte de la culpa, otros de los sentimientos más habituales en una infidelidad es la frustración. El no poder decir bien claro que tienen una aventura con otra persona y el miedo a ser descubiertos, provocar dicha frustración. Todo ello se termina cuando deciden dar el paso de romper con la pareja actual. Sin embargo, en la gran mayoría de los casos la frustración está presente ya que no se termina de dar el paso para poner fin a la relación. El temor a los divorcios, a perder a los hijos o al simple hecho de perder la confianza de la pareja, hace que no se de el paso de contar tal infidelidad.

En definitiva, antes de comenzar una infidelidad es importante el pensar en lo que supone la misma y en las consecuencias que ello causaría. No se puede ser infiel a la pareja sin pensar que es un hecho reprochable y que puede destruir la confianza creada dentro de la relación. Hay que pensarlo muy bien antes de tomar una decisión tan importante como es el serle infiel a la pareja.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.