La convivencia en tiempos de cuarentena

Convivir a menudo con las mismas personas hace aflorar ciertas tensiones, bien sea en casa, en el trabajo, en la universidad, en el colegio, etc. Esto se ve incrementado en la época anómala de cuarentena que estamos experimentando, donde tenemos que pasar las 24 horas del día con las mismas personas.

Es normal que haya ciertas discursiones, por eso os traemos unos consejos para ayudar a que sea la armonía familiar lo que impere durante lo que nos queda de cuarentena.

Lo que más dificulta las relaciones en estos días es que los miembros de una familia comparten si o si el mismo espacio, y además no saben exactamente por cuanto tiempo va a alargarse la situación. Ello lleva a estres, tensiones, incertidumbre, un caldo de cultivo perfecto para que los estados de ánimo y nuestras emociones en general, salgan a relucir a la mínima.

Puede interesarte:

Debemos ser conscientes de lo que significan las personas con las que estamos conviviendo estas semanas. Con nuestra familia nos unen unos lazos afectivos muy importantes así como relaciones intensas y confianza, lo que nos permite soltarnos y ser nosotros mismos al estar con ellos. Ésto es una gran ventaja en el día a día normal, pero durante la cuarentena tenemos que darnos cuenta de cómo afecta todo ello y pararnos a pensar antes de actuar.

En el escenario actual los malentendidos, las palabras fuera de tono, el ruido cuando uno quiere descansar o trabajar, los distintos sonidos y actos de cada miembro de la familia se acumulan y ponen a prueba cada hogar estos días de íntima convivencia.

¿Qué hacer para conseguir una buena convivencia durante periodos extremos como el actual?

Pasar tiempo en familia

Nuestras vidas se han visto interrumpidas o han sufrido grandes cambios, el trabajo, los hobbies, etc. todo debe hacerse si se puede desde casa. Sin embargo cada miembro de la familia tiene sus propias necesidades y gustos. Por ello lo fundamental es organizarse, debe haber tiempo para estar juntos y tiempo para que cada uno de manera individual pueda realizar las actividades que quiera o que tenga que hacer, como es el caso de los estudios o el teletrabajo. Pero… ¿Cómo hacer esto de manera satisfactoria?

1. Respetar los horarios habituales

Es importante mantener los horarios en los que normalmente se desarrollaba la vida en la familia. Desde el momento de levantarse y desayunar, los ratos de ocio juntos, hasta el irse a la cama. Esto además de lograr un equilibro individual, favoreciendo las rutinas y el descanso de cada miembro de la familia, permitirá que el buen ambiente esté presente en conjunto.

2. Establecer nuevas rutinas

hacer ejercicio en familia

Es importante que señalar qué momentos van a ser para pasar en conjunto y cuales para hacer cosas de manera individual, y respetarlos. De esta manera todos los miembros de la familia sabrán lo que les espera por delante y se favorecerá un estado de relajación gracias al orden.

Es importante que estas rutinas y horarios sean establecidos por consenso, negociando entre todos los miembros de la familia, para que sean mejor aceptados y evitar problemas futuros.

Ahora que ya pueden salir los niños a la calle, una buena idea es establecer en qué momento del día van a salir normalmente y quién los va a sacar cada día, por ejemplo.

Puede interesarte:

Una vez creadas las rutinas, es importante que todos las respeten, que respeten los espacios de cada uno. Es posible que un día algún miembro prefiera estar solo más rato que otros días. Esto es algo normal y es bueno, por ello debe respetarse esa decisión, permitiéndole el espacio que necesita.

3. Tranquilizarse, ayudarse entre todos y fortalecer vínculos

comer en familia

Es el momento de apoyarse unos a otros, de pensar en las cosas positivas y frenar posibles miedos que puedan surgir dependiendo de las personalidades de cada miembro de la familia. 

Los niños, por ejemplo, están escuchando una gran cantidad de información diariamente que puede hacerles tener miedo. Es importante en estos casos tranquilizarlos, hacerles comprender cómo es esta situación, ayudarles a que reconozcan lo que están sintiendo y que lo acepten como algo normal sin que les bloquee.

Es un momento perfecto para compartir, escuchar, pasar tiempo de calidad entre nosotros dejando a un lado los dispositivos digitales y realizando actividades en familia, como cocinar, jugar juegos de mesa, bailar, etc.

Saber escuchar a los demás es una herramienta muy útil para la vida en general. Y qué mejor momento para practicarla que ahora con las personas que queremos. ¡Favorezcamos una buena comunicación para poder enfrentarnos a los problemas que puedan surgir!

Saber gestionar las situaciones que puedan surgir es otro punto clave en el que todos deben poner de su parte durante la convivencia. Identificar e intervenir a tiempo en una situación de conflicto que se de en la familia puede ser fundamental para evitar que el conflicto vaya a más. Para ello se debe escuchar y ser escuchado.

Los desacuerdos, malestares y críticas están surgiendo día a día en las casas, es importante indentificar qué pasa, porqué sucede y cómo solventarlo de manera adecuada para todas las partes implicadas. Controlar este tipo de situaciones va a ser clave para conseguir volver a la normalidad.

Para resolver los conflictos, es importante mantener una comunicación calmada y asertiva permitiendo que todos puedan expresarse, compartir, preguntar.

Quizá pueda interesarte:

Sobre todo, lo que hay que tratar de recordar es que cómo nos sentimos afecta a quienes nos rodean.  Es por ello que todos debemos tratar de mantener una actitud positiva, y en caso de necesitarlo, saber pedir ayuda ya que esto pasará.

 

 


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.