La conciliación de la vida laboral y familiar en la Reforma Laboral

Si hay algo con lo que han soñado tanto padres como madres de menores en este país es por la conciliación de la vida laboral y familiar. Son muchos los países que facilitan bastante esta conciliación dando grandes facilidades a los padres para pasar tanto tiempo trabajando como con su familia. Y aunque en España, aún no está todo lo conseguido que debiera, ya podemos hablar de algunos puntos claves conseguidos. Al menos en lo que la nueva reforma laboral recoge.

Esta Reforma Laboral está aprobada con el Real Decreto-ley 3/2012 y otorga a las empresas más flexibilidad para modificar las condiciones de los contratos de los trabajadores (remuneración, horarios, funciones, etc) de forma unilateral. Esto es un contra que no favorece nada al trabajador, y que no es objeto de nuestro artículo, pero lo ponemos para ubicaros en dicha reforma, la cuál fue tanto muy sonada como comentada por los españoles.

Puntos claves

  • En cuanto al permiso de lactancia: En los supuestos de nacimiento de hijo, adopción o acogimiento de acuerdo con el artículo 45.1.d) de esta Ley, para la lactancia del menor hasta que éste cumpla nueve meses, los trabajadores tendrán derecho a una hora de ausencia del trabajo, que podrán dividir en dos fracciones. La duración del permiso se incrementará proporcionalmente en los casos de parto, adopción o acogimiento múltiples. Quien ejerza este derecho, por su voluntad, podrá sustituirlo por una reducción de su jornada en media hora con la misma finalidad o acumularlo en jornadas completas en los términos previstos en la negociación colectiva o en el acuerdo a que llegue con el empresario respetando, en su caso, lo establecido en aquella. Este permiso constituye un derecho individual de los trabajadores, hombres o mujeres, pero sólo podrá ser ejercido por uno de los progenitores en caso de que ambos trabajen.
  • En cuanto a la reducción de jornada: Quien por razones de guarda legal tenga a su cuidado directo algún menor de ocho años o una persona con discapacidad física, psíquica o sensorial, que no desempeñe una actividad retribuida, tendrá derecho a una reducción de la jornada de trabajo diaria, con la disminución proporcional del salario entre, al menos, un octavo y un máximo de la mitad de la duración de aquella… Para ello, el trabajador, salvo fuerza mayor, deberá preavisar al empresario con una antelación de quince días o la que se determine en el convenio colectivo aplicable, precisando la fecha en que iniciará y finalizará el permiso de lactancia o la reducción de jornada. Las discrepancias surgidas entre empresario y trabajador sobre la concreción horaria y la determinación de los períodos de disfrute previstos en los apartados 4 y 5 de este artículo serán resueltas por la jurisdicción social a través del procedimiento establecido en el artículo 139 de la Ley 36/2011, de 10 de octubre, reguladora de la jurisdicción social.

  • En cuanto a las vacaciones no disfrutadas por maternidad: El calendario de vacaciones se fijará en cada empresa. El trabajador conocerá las fechas que le correspondan dos meses antes, al menos, del comienzo del disfrute. Cuando el período de vacaciones fijado en el calendario de vacaciones de la empresa al que se refiere el párrafo anterior coincida en el tiempo con una incapacidad temporal derivada del embarazo, el parto o la lactancia natural o con el período de suspensión del contrato de trabajo previsto en el artículo 48.4 y 48.bis de esta Ley, se tendrá derecho a disfrutar las vacaciones en fecha distinta a la de la incapacidad temporal o a la del disfrute del permiso que por aplicación de dicho precepto le correspondiera, al finalizar el período de suspensión, aunque haya terminado el año natural a que correspondan. En el supuesto de que el período de vacaciones coincida con una incapacidad temporal por contingencias distintas a las señaladas en el párrafo anterior que imposibilite al trabajador disfrutarlas, total o parcialmente, durante el año natural a que corresponden, el trabajador podrá hacerlo una vez finalice su incapacidad y siempre que no hayan transcurrido más de dieciocho meses a partir del final del año en que se hayan originado.

¿Qué te parecen estos puntos en dicha Reforma Laboral? ¿Crees que aún queda mucho por hacer en cuanto a la conciliación familiar y laboral de los españoles? ¡Nos importa tu opinión!


Categorías

Madres

Carmen Guillén

Estudiante de Psicología, monitora educacional y con múltiples aficiones. Una de mis pasiones es la escritura y otra es ver vídeos y leer de todo... Ver perfil ›

Un comentario

  1.   belen dijo

    el articulo de conciliacion vida laboral-familiar está obsoleto la edad de reduccion de jornada no es 8 años. ya ha sido ampliada hasta 12 años

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *