La caducidad de tus productos de belleza

productos cosméticos

Todas miramos las fechas de caducidad de los fármacos, tanto cuando los compramos como cuando ya los tenemos en el botiquín de casa; lo mismo hacemos con los alimentos que vamos a consumir, pensando sobre todo en si nos dará tiempo de consumirlos antes de la fecha que ponga en su papel o envase. O al menos, en la teoría, debería ser así.

Pero, ¿hacemos lo mismo con nuestros productos cosméticos? ¿Conoces la caducidad de tus productos de belleza? No se trata de ser la “maniática” de las fechas, ni mucho menos, pero hay que tener cuidado con estas cosas porque puede producirnos reacciones adversas según qué producto de belleza caducado estemos utilizando en ese momento.

Hoy queremos darte una serie de recomendaciones para evitar que se te acumulen los productos cosméticos y te caduquen por la falta de uso y también para saber si es posible seguir utilizando un cosmético aunque esté caducado.

¡Muy atentas a lo que sigue de artículo! Te recomendamos que después de su lectura, repases tu inventario de productos de belleza para saber qué hacer con ellos en caso de tenerlos caducados.

Fecha de caducidad de los productos

caducidad cosmeticos

Concretamente, desde el 11 de marzo de 2005 los cosméticos llevan en su etiquetado el plazo de tiempo durante el cuál pueden utilizarse sin riesgos después de la apertura. Es decir, en su envase te aparecerá un número junto con la letra “M”, esto indica la cantidad de meses que puedes utilizar dicho producto sin riesgo una vez lo hayas abierto. Sabiendo este dato, únicamente deberás recordar el tiempo que hace que compraste un producto u otro y así calcular aproximadamente su fecha de caducidad.

¿Por qué el PAO ( Period After Opening) se establece una vez abierta la crema o el cosmético en cuestión?

Cuando un producto se abre, entra en contacto con determinados agentes externos que pueden deteriorarlo. Este deterioro puede deberse, además del paso de los años, al efecto de microorganismos o a una degradación físico-química. También el PAO puede variar en función del tipo de packaging utilizado, del tipo de fórmula cosmética, de su composición, de si posee o no conservantes, de si es un producto para pieles sensibles como la de los bebés o los niños, o de la zona del cuerpo donde se va a aplicar el producto. No es lo mismo un producto para el cuidado del contorno de los ojos, normalmente con un PAO de 6 meses, que otro para el cuidado del resto del cuerpo, que normalmente será de 12 meses. Tampoco es lo mismo un producto destinado a bebés, normalmente con un PAO de 6 meses, que uno para adultos. Además hay productos como un lápiz de labios o una laca de uñas, que no son susceptibles de contaminarse por microorganismos al no contener agua en su composición, que tendrán un PAO de 24 meses o incluso no lo indicarán, ya que con el tiempo y una vez abiertos no van a perder sus propiedades.

¿Cuánto tiempo dura aproximado cada tipo de crema o cosmético?

Cada tipo de producto cosmético tiene una caducidad. Aproximadamente, y en función de si son o no productos de cosmética natural, las fechas de duración, una vez abiertos, que nos vamos a encontrar serán, de menos a más: de 6 a 24 meses para las cremas de protección solar, entre 6 y 12 meses para las cremas, desmaquillantes, máscaras, contornos, sombras o lápices que se aplican alrededor de los ojos, 12 meses para tónicos faciales, desodorantes en roll-on o en crema, productos de maquillaje del rostro y para los del cuidado de la piel tanto del rostro como del cuerpo, entre 3 y 12 meses para los productos de higiene infantil, entre 12 y 18 meses para los productos de limpieza corporal como champús, geles o jabones líquidos, entre 18 y 24 meses para los coloretes en crema y 24 meses para los correctores, maquillajes y coloretes en polvo.

Los productos con ingredientes naturales son los que menos tiempo podremos tener abiertos, ya que caducan antes. Su durabilidad es de aproximadamente 3 o 4 meses.

productos caducados

Indicios de que tu producto podría haber caducado

¿Qué pasa si no recordamos cuándo compramos un producto? Antes que nada te diré, que si eso sucede, probablemente el producto en cuestión haya sido comprado hace bastante tiempo, al menos el necesario para que no lo recuerdes. Si es así tienes que tener especial atención con los siguientes detalles:

  • El olor: Observar si el olor de un producto cosmético ha cambiado es uno de los indicadores de que tu producto cosmético ha pasado a mejor vida. Las barras de labios con el tiempo suelen oler a cera, las cremas y emulsiones suelen oler como más “ácidas” o ir perdiendo el olor totalmente, etc.
  • La textura: En la textura también puedes ver si un producto está caducado. En las lacas de uñas caducadas se suele ver como sus componentes o colores que lo forman se han separado; las cremas hidratantes suelen ponerse como más espesas y con gránulos; y por último, las sombras de ojos y coloretes en crema suelen quebrarse, formándose pliegues y grietas. También suelen ponerse duros.

Conservar mejor tus cremas

Una buena manera para conservar tus cremas más tiempo es meterlas al frigorífico, sobre todo aquellas que contengan ingredientes naturales. Además, tendrán un mejor efecto en la piel.

Debes mantenerlas alejadas de sitios húmedos y con alta exposición solar. El calor puede hacer que el producto se deteriore con mayor facilidad.

Esperamos que después de esta información y consejos puedas ahora desechar esos productos que tienes ya caducados y que no sabías si tirar o no y que tengas mucho más cuidado a la hora de comprar nuevos productos cosméticos.

¡Feliz semana!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *