La astenia primaveral, qué es y cómo combatirla

La astenia primaveral

Los cambios de estación suelen venir acompañados de trastornos de adaptación, ya que el organismo no tiene tanta facilidad para adaptarse como debiera. Especialmente en primavera, cuando llegan los días más largos, más calurosos, florecen las plantas, llegan las alergias estacionales y para muchas personas, lo que se conoce como astenia primaveral.

No se trata de ninguna enfermedad, sino de un trastorno adaptativo que trae consigo algunos síntomas muy evidentes. Un trastorno temporal que afecta a más del 70% de la población y cada vez es más frecuente, algo que se puede asociar al cambio climático, ya que cada vez los cambios estacionales son más bruscos. Granizo, sol veraniego, lluvias torrenciales, todo ello en pocos días, hacen que el cuerpo no tenga tiempo de adaptarse.

Qué es la astenia primaveral

Puedes creer que lo que tienes es pereza, parece que estás triste e incluso un poco depresiva, no tienes ganas de hacer nada, te ves mal en el espejo, sentimientos que pueden confundirse con los típicos trastornos hormonales. Sin embargo, la astenia primaveral afecta tanto a hombres como a mujeres. Los rasgos de la astenia primaveral son muchos y variados, aunque lo habitual es sentir apatía, malestar general o cansancio sin causa aparente.

Esto llega en esas semanas que pasan entre el invierno y la primavera, no tanto en cuanto a fechas exactas se refiere, sino a los cambios atmosféricos que se producen. Más bien los síntomas aparecen durante las primeras semanas de la primavera, cuando el tiempo es inestable, lo mismo llueve y hace frío, que sale un día soleado y sobra toda la ropa que se lleva encima.

A nivel interno el cuerpo no tiene tiempo para adaptarse a esos cambios, sin contar con que los días son más largos y las tareas más numerosas, cuesta más dormir temprano porque anochece mucho más tarde, llega el momento de abandonar la protección de las capas de ropa y dejar más piel al aire libre. En definitiva, muchos cambios repentinos que afectan, y mucho, al estado de ánimo en general.

Consejos para combatir este trastorno primaveral

Entre los síntomas más frecuentes de la astenia primaveral se encuentran la falta de apetito, la dificultad para dormir, falta de energía, dificultad para mantener la concentración, dolores de cabeza o cambios bruscos de humor. Para combatir estos síntomas o rasgos típicos de la astenia primaveral, es importante realizar algunos cambios en la rutina y hábitos para ayudar al organismo y los ritmos circadianos a la adaptación.

  • Algunos cambios en la dieta: Con el cambio de temperatura llega el momento de aumentar el consumo de agua y líquidos en general. Es posible que tengas menos apetito, por lo que debes buscar alimentos más frescos que te ayuden a estar bien nutrida e hidratada. Come bien, alimentos naturales y de temporada que te ayuden a sentirte mejor, aunque comas poca cantidad. Haz varias pequeñas tomas a lo largo del día para que no empeore la falta de energía.
  • Mejora los hábitos de sueño: Para combatir el insomnio y la fatiga, es muy importante intentar dormir bien y lo suficiente cada noche. Cambia algunos hábitos en la rutina de noche para mejorar el descanso. Cena más pronto, toma alimentos ligeros y que te ayuden a conciliar el sueño. Apaga la tele más pronto y aprovecha para leer un poco. Hazte con un difusor de esencias aromáticas para beneficiarte de la aromaterapia.
  • Practica un poco de ejercicio: No cedas ante el chantaje de tu propio cuerpo, vence la apatía y sal a practicar algo de ejercicio. Preferiblemente al aire libre, para beneficiarte de los rayos solares, absorber vitamina D y disfrutar del aire de la calle. Aunque siempre tienes la opción de hacer algo de yoga o pilates en casa y disfrutar un rato de la meditación guiada.

La astenia primaveral es un estado transitorio, un trastorno adaptativo que pasará en algunas semanas. Cuando el cuerpo y los ritmos circadianos se adapten a la nueva temporada, volverás a sentirte llena de energía. Procura que estos días no te afecten demasiado a nivel emocional y pronto pasará.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.