La alimentación durante el embarazo

alimento-para-embarazadas.jpgDurante estos nueve meses las futuras mamás han de tener un cuidado especial en la alimentación, ya que necesitaran más nutrientes de lo normal. Ten en cuenta que lo que comes ya no sólo te alimenta a ti sino que también alimentara a tu bebe.

Esta mal pensar que por estar embarazada tienes que “comer por dos”. En realidad tu organismo se encarga de que los nutrientes que has ingerido se aprovechen más y mejor. Para esto, deberás procurar que tu dieta sea variada, equilibrada, y que contenga los elementos necesarios.

Durante tu embarazo deberás cuidarte muy bien y alimentarte si quieres que tanto tú como tu bebé estén sanos. Por esto debes tener en cuenta varias anotaciones a la hora de comer.

Así, por ejemplo, tienes de tener cuidado con las calorías. La ingesta diaria de calorías no debe sobrepasar las 2.500 kcal. En general, conviene evitar un incremento de peso demasiado rápido en el transcurso de los seis primeros meses. En cuanto a los alimentos que contienen proteínas (como la carne, los pescados y los productos lácteos, las legumbres, los frutos secos y los cereales integrales), aportan lo que tu cuerpo necesita diariamente. En el embarazo es importante que cuides la calidad de las proteínas, se aconseja que la mitad de las que consumas aporten cantidades adecuadas de aminoácidos esenciales, indispensables para “fabricar” los tejidos de la madre y los del feto.

Los hidratos de carbono proporcionan sobre todo energía, y tú la necesitas ahora que estás embarazada. Es un error, por tanto, reducir el consumo de pan, patatas, arroz o pastas. Si el aporte es insuficiente tu organismo se encargara de obtenerla utilizando las proteínas, que están para otra cosa.

Si hablamos de las grasas, la grasa de elección es el aceite de oliva. También es interesante la del pescado, que contiene ácidos grasos esenciales.

Las frutas y las verduras son los alimentos que contienen mayor cantidad de sales minerales. Incluye en tus comidas verduras crudas, cocinadas al vapor o hervidas. Cuando las hierves, no olvides de usar esa agua para tomar caldos, ya que ahí se encontraran las vitaminas de las verduras que herviste. Entre los minerales más importantes en el embarazo destacan especialmente el calcio y el hierro. En cuanto al calcio, es importante que se consuma el doble de lo que habitualmente se toma desde el momento de la concepción. La leche, el queso y el yogur son una fuente importante de calcio. Por otra parte, el hierro es un elemento fundamental en la fabricación de hemoglobina en la sangre, lo que permite una mayor aportación de oxígeno a los tejidos y en particular a la placenta. Si estás embarazada, el volumen de sangre que circula por tu cuerpo es mayor, por lo que tu necesidad de hierro aumenta. Por eso es normal que tu médico te indique algún suplemento para prevenir la anemia.

Por último, debes beber muchos líquidos, de 1,5 a 2 litros por día. Puedes tomar agua, zumos de frutas o caldos. No debes beber nada de alcohol.

Cuida tu cuerpo
¿Quieres estar en forma y disfrutar de una vida saludable? No te pierdas estos consejos para conseguirlo:
¡Adiós a la celulitis!Gimnasia facial sin cirugía

Deja un comentario